domingo, noviembre 28, 2021
InicioOpiniónMaritza Morales: Los corazones de los niños pueden salvar a la abuelita...

Maritza Morales: Los corazones de los niños pueden salvar a la abuelita tierra

Autor: Andrés de Jesús Palacios Sarabia

Cuando de pequeños nos preguntan “¿qué quieres ser de grande?”, decimos cosas como astronauta, chef, piloto, etc., porque son cosas que en ese momento nos apasionan. ¿Pero cuántos de nosotros realmente seguimos ese camino? ¿Por qué no convertimos ese propósito en un proyecto de vida?

De igual forma, también hay niños que se interesan por el medio ambiente y la naturaleza; pero imagina que eres un niño, tienes 10 años, y “medio ambiente” es una palabra que nadie comprende.

Maritza Morales: Los corazones de los niños pueden salvar a la abuelita tierra
Maritza Morales: Los corazones de los niños pueden salvar a la abuelita tierra

Este fue el caso de Maritza Morales Casanova, fundadora y presidenta de la Asociación Civil HUNAB Proyecto de Vida, la cual cumplió 25 años de su fundación el año pasado trabajando en favor de la educación ambiental de excelencia desde Mérida, Yucatán.

El nombre HUNAB significa Humanidad Unida a la Naturaleza en Armonía por el Bienestar, la Bondad y la Belleza. Se trata de un centro de alto rendimiento en donde niños y niñas aprenden sobre temas como agua, biodiversidad y siembra, y obtienen una certificación como instructores ambientales.

El trabajo de Maritza y su organización es entrenar a los siguientes exploradores de la abuelita tierra para que sean los próximos maestros y educadores ambientales. Bajo este objetivo se creó un lugar especial donde pudieran divertirse y aprender como un parque temático en el que pueden encontrar todas las metodologías y herramientas que necesitan para ser ambientalistas.

En sus salones de clases no hay sillas, mesas, ni pizarrones. Su trabajo es crear juegos con los niños para entender cómo deben proteger la naturaleza y el medio en el que viven. Utilizan este método porque reconocen que a temprana edad es difícil asimilar términos o conceptos cercanos al medioambiente.

Para Maritza, los niños son los mejores profesores del mundo. Ella comenzó desde muy pequeña con un grupo de amigos que se dedicaban a dar clases en el comedor de su casa mientras estudiaban la primaria. Su proyecto se consolidó debido a la necesidad de tener una institución en donde los niños que se plantearan ser ambientalistas puedan desarrollar una carrera a pesar de su corta edad.

Por ejemplo, una de las actividades de concientización que realizan es a través de la siembra; ya que de esta forma los pequeños se vuelven responsables de cuidar una vida y entender que todas sus acciones tienen un impacto en la naturaleza.

El mayor reto para Maritza es que en el país todavía no se le da seriedad al tema de la educación ambiental y no se valora el potencial de los niños como agentes de cambio.

En HUNAB destacan la importancia de tener un proyecto de vida que realmente te apasione. Por lo mismo es que apuestan en reconocer y validar el trabajo que hacen los niños. Sus manos pueden ser pequeñas, pero sus corazones son inmensos para salvar a nuestra abuelita tierra; pero a veces subestimamos la capacidad de los niños, por eso se dedican a apoyar sus proyectos desde temprana edad.

Te puede interesar:

¿Para qué juntamos las tapitas plásticas?

Líderes políticos impiden el acceso de la mujer a la vida política

Cabe destacar que la yucateca es considera como la pionera de la educación ambiental de excelencia como activista y científica. Exploradora Emergente de National Geographic Society y reconocida a nivel nacional e internacional con diversas distinciones tales como el Premio Nacional de la Juventud, el Premio Rolex a la Iniciativa; así como el Premio UVM por el Desarrollo Social, entre otros.

Una parte de la receta para el éxito de Maritza es el compartir. En HUNAB Proyecto de Vida siempre buscan abrir el camino para los niños y sus proyectos en lugar de obtener el reconocimiento individual. “Es más valioso cuando puedes quitarte del reflector y darle ese lugar a los que vienen detrás”.

“Los niños van a ser el futuro, pero necesitan tomar acción ahora”.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen. 

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Y también en Instagram: @ElDictamen
Más noticias AQUÍ.

Ultimas noticias

Contenido relacionado