fbpx
jueves, octubre 1, 2020

Las cenas de la charola. Es un delito?

En la opinión de Buenos días…

BUENOS DIAS UN MUNDO CONFUSO Estaba viendo ayer las protestas que se dieron en la Ciudad de México con motivo de Día de la Acción Global...

Movimiento Ciudadano

Por: Armando Ríos Piter Por una #SociedadHorizontal El miércoles 23 anuncié en el puerto de Acapulco mi reincorporación al trabajo político desde las filas de Movimiento...

Celebraciones mexicanas

En ambiente, se baila, se ríe, se come y se platica de todo un poco, se juega, y sobre todo, se celebra lo particular y lo colectivo, fortaleciendo la identidad. En este contexto se festejan la vida en sus diferentes aristas, eventos cívicos y religiosos o simplemente por motivos recreativos para escapar de lo cotidiano.

Papel social

Más del cincuenta por ciento (542,000) eran habitantes del continente americano. Una de las grandes preocupaciones de la agenda ecológica internacional es el rebrote,

Mentir a la ciudadanía diariamente

Corren tiempos en que la prensa libre es el único refugio de las libertades en México, es el último reducto de protección al funcionamiento de la democracia.

Abogado Rodolfo Reus

Twitter: @RodolfoReus

 

23 de febrero de 1993: Tomo datos de Andrew Paxman y Claudia Fernández, de su gran libro “El Tigre” editado por Grijalbo, relatan que como los empresarios más prominentes del país aquel día en que Emilio Azcarrága Milmo fue citado a las 20:30 horas del 23 de febrero de 1993, en la calle de Tres Picos 10, en la exclusiva zona de Polanco en la ciudad de México. Los hombres más ricos de México comenzaron a aparecerse en la casa de quien fuera secretario de Haciendo durante 18 años, presidente del BID y director del principal banco nacional en esa época, Banamex, Antonio Ortiz Mena. Fueron 30, únicamente hombres, los invitados a esa cena privada, los amos de la banca, el turismo, el cemento, el papel, el transporte, la construcción, la telefonía, la minería y las tiendas de autoservicio. De lujosos autos descendieron Roberto Hernández, Carlos Hank Rhon, Jorge Martínez Güitrón, Lorenzo Zambrano, Alberto Bailleres, Raymundo Gómez Flores, Gilberto Borja, Bernardo Garza Sada, Carlos Slim, Ángel Lozada y Jerónimo Arango, por mencionar algunos. Llego también Miguel Alemán Velasco, pero no como empresario sino en su calidad de secretario de finanzas del PRI, los últimos en llegar fueron el banquero José Madariaga y Claudio X. González Laporte. La mayoría de los invitados eran miembros del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, una organización empresarial con gran influencia política, a la cual solo se entra por invitación, y que surgió en 1962 durante el sexenio de Adolfo López Mateos, para discutir los principales problemas del país desde el punto de vista de los grandes capitales, sus fortunas eran multimillonarias, según había reportado la revista estadounidense negocios Forbes. Los invitados eran conducidos al segundo piso, donde se localizaba el comedor, una sala de cuyas paredes colgaban cuadros originales de Picasso, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, en las mesas había tarjetas que indicaban el asiento de cada cual. Una mesa más pequeña, para tres, cerraba la disposición de las mesas en un rectángulo, en ella se sentaron el presidente del CEN del PRI, Genaro Borrego Estrada, el anfitrión, Antonio Ortiz Mena, y el presidente de México Carlos Salinas de Gortari, quien puntual arribo a las 21:00 horas. Ya sentados, en un ambiente de camadería y buen humor, se sirvió una entrada de salmón ahumado, medallones de filete a la pimienta (platillo favorito de Carlos Salinas de Gortari) y se degustaron grandes vinos. Al llegar el postre, helado de vainilla cubierto de chocolate derretido y al café, la sorpresa, la cena no era una atención o agradecimiento a las inversiones generadoras de empleos en México, sino una extorsión con guante blanco. –Cuanto debemos juntar? – pregunto uno de los magnates – Mucho respondió Borrego. – Pero cuanto? – insistió el empresario. – Muchísimo – dijo el hoy ex gobernador de Zacatecas, arrancando carcajadas a lo largo de la mesa. En resumen: El Presidente necesitaba un fondo de al menos 500 millones de dólares para su partido, para poder ganar las elecciones de 1994, a cada uno se le insinúo que opcional pero a fuerzas, donaran 25 millones de dólares, una cena para obtener 750 millones de dólares. Al final se filtró en medios la cena y el presidente Salinas desistió de lo ocurrido, no paso de una tentativa.

 

12 de febrero del 2020: Tomo datos de los mejores periódicos, fueron citados a las 20:30 horas en Palacio Nacional, ahí dónde vivió Hernán Cortés, en el corazón de la ciudad de México. Los hombres y mujeres más ricos de México comenzaron a aparecerse. Fueron 150 aproximadamente mujeres y hombres, los invitados a esa cena privada, los amos de la banca, el turismo, el cemento, el papel, el transporte, la construcción, la telefonía, la minería y las tiendas de autoservicio. De lujosos autos blindados descendieron Antonio Suárez (Atún Tuny), Carlos Bremer (VALUE), María Asunción Aramburuzabala (Tresalia Capital), Carlos Slim, padre e hijos (CARSO), Emilio Azcarrága Jean (Televisa), Carlos Peralta (IUSA), Olegario Vázquez (GEA), Miguel Alemán Velasco, ahora en su papel de empresario (INTERJET), hoy se sabe está en problemas financieros y preparando un concurso mercantil, Bosco de la Vega, del Consejo Nacional Agropecuario, Vicente Yañez (ANTAD), Carlos Salazar Lomelín (CCE), y muchos más. La mayoría de los invitados eran miembros del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, sus fortunas son multimillonarias, según reporta la revista estadounidense Forbes. Los invitados eran conducidos al mismo patio de las hoy ya no tan famosas mañaneras, ahí se organizo una cena. Ya sentados, en un ambiente de camadería y buen humor, se sirvió una cena de chocolate tabasqueño, tamales de chipilín, tamales dulces, buñuelos y café de Chiapas, ahí vino la sorpresa, la cena no era una atención o agradecimiento a las inversiones generadoras de empleos en México, o plantear una alianza ante la grave recesión económica (aún no había un caso de Covid 19), sino una extorsión con guante blanco. –Cuanto debemos juntar? – pregunto uno de los magnates – no mucho respondió Alfonso Romo. – Pero cuanto? – insistió el empresario. – Nada para ustedes – dijo el Jefe de la Oficina de la Presidencia, arrancando carcajadas a lo largo del patio. En resumen: El Presidente necesitaba que le compraran dos terceras partes de los 6 millones de boletos para la rifa del 15 de septiembre del 2020, la llamada “rifa del avión” (el avión no se rifa, sólo es otra ocurrencia más), un fondo para lograr el éxito de esa rifa, que es para comprar equipos médicos de salud que faltan en México, y así  poder ganar las elecciones del 2024 (eso no se dijo, pero lo pensaron los invitados a la cena) a cada uno se le insinúo que es opcional pero a fuerzas, y que donaran cada uno de 20 millones de pesos mínimo y hasta 200 millones de pesos por asistente a la cena, para eso les hizo firmar a los que se dejaron extorsionar una “carta compromiso” de participar “voluntariamente”, si todos los empresarios que asistieron optarán por la opción de 200 millones, se habrán recaudado ilegalmente 30 mil millones de pesos. Al final se filtró la cena a la prensa y no paso nada, la rifa sigue firme y las donaciones “voluntarias” en marcha.

 

Quién es mejor o peor? El Presidente de 1993 o el de 2020?  Dime de que presumes y te diré de lo que careces. La historia de México es maestra siempre y se repite, y para eso los mexicanos somos lo mejores, lo malo es que nunca aprendemos de la historia, y la respuesta es que si es un delito. Al tiempo.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado

En la opinión de Buenos días…

BUENOS DIAS UN MUNDO CONFUSO Estaba viendo ayer las protestas que se dieron en la Ciudad de México con motivo de Día de la Acción Global...

Movimiento Ciudadano

Por: Armando Ríos Piter Por una #SociedadHorizontal El miércoles 23 anuncié en el puerto de Acapulco mi reincorporación al trabajo político desde las filas de Movimiento...

Celebraciones mexicanas

En ambiente, se baila, se ríe, se come y se platica de todo un poco, se juega, y sobre todo, se celebra lo particular y lo colectivo, fortaleciendo la identidad. En este contexto se festejan la vida en sus diferentes aristas, eventos cívicos y religiosos o simplemente por motivos recreativos para escapar de lo cotidiano.