fbpx
Síguenos en:
.

Opinión

La disputa por las drogas: El mareño, nuevos cárteles, Barr, Gertz, Durazo, Ebrard

Las visitas de Barr a México igualmente han sido precedidas por acciones relacionadas en su país con el tráfico de drogas.

Publicado

en

La reciente visita del Fiscal de Estados Unidos, William Barr, a nuestro país, SEGUNDA QUE REALIZA EN UN CORTO PLAZO, volvió a evidenciar que el principal punto de la agenda bilateral para el vecino país sigue siendo el control del tráfico de drogas que pasa por la frontera norte con destino a los millones de consumidores que existen en la unión americana.
Las visitas de Barr se han realizado siempre después de que el presidente Donald Trump lanza amenazas contra México.

Primero fueron los posibles incrementos arancelarios a productos mexicanos y después la intención de declarar a los cárteles mexicanos como “Terroristas”.
Las visitas de Barr a México igualmente han sido precedidas por acciones relacionadas en su país con el tráfico de drogas.
Un caso reciente y por demás anticlimático para la soberanía nacional, es la detención del ex secretario de seguridad de Felipe Calderón, Genaro García Luna.

Es obvio que la DEA y Williams Barr no tienen en una corte de Nueva York a García solamente para que lo enjuicien por los presumibles delitos relacionados con el narcotráfico y el lavado de dinero que presumiblemente cometió.
A García Luna las corporaciones antidrogas de Estados Unidos lo tratan de convertir más en un informante de privilegio, como en su momento lo fueron Mario Ruíz Massieu o Vicente Zambada, el Vicentillo, (hijo del mayo Zambada y compadre del Chapo Guzmán).

William Barr ha visitado México con una agenda que prácticamente dicta, que no sugiere, trabajos a instituciones nacionales como la Secretaria de Relaciones Exteriores, el instituto Nacional de Migración, la Guardia Nacional, entre las más notorias.
Es ya una no tan velada invasión de soberanía de Barr a México.

Una historia que nos previene de esas invasiones soterradas de soberanía fue el recordado caso del Kiki Camarena.
Siendo gobernador de Michoacán, el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, reclamo a la federación una invasión de soberanía a esa entidad cuando agentes federales cerraron parte de la carretera Zamora-La Barca para recuperar los cuerpos del agente de la DEA Enrique Camarena Salazar y de su ayudante mexicano, Alfredo Zavala Avelar, un piloto adscrito a la entonces Secretaría de Agricultura y Ganadería.

Los cuerpos que estaban en unas bolsas de plástico negro y ya en estado de descomposición, en un predio del rancho conocido como El Mareño, fueron rescatados sin avisar siquiera a las autoridades michoacanas de las que Leonel Godoy era nada menos que el procurador estatal.

Las preocupaciones de Estados Unidos por la introducción de drogas que se hace desde México a su territorio, se han incrementado por la presencia en ese trasiego del fentanilo, un opioide más poderoso y caro que la heroína, que es ahora el más demando por los millones de adictos tanto estadounidenses como de Canadá.
La información que la DEA, Barr y demás autoridades competentes en el combate al tráfico de drogas quieren de Genaro García Luna es sobre los perfiles y datos operacionales de los nuevos cárteles de la droga que han aparecido en México desde hace apenas dos sexenios, el de Enrique Peña Nieto y el de Felipe Calderón.
Y es muy probable que García Luna posea una información más precisa sobre el asunto referido que la pueden tener testigos protegidos del nivel del Vicentillo.
Todo un reto para Marcelo Ebrard, Alfonso Durazo y Alejandro Gertz Manero el estar pendientes que las visitas de William Barr a México no sigan despidiendo el incómodo e indeseable tufillo de ser una invasión de soberanía.
EN TIEMPO REAL
1.- El gobernador de Hidalgo, Omar Fayad Meneses estuvo muy activo durante el primer aniversario de la tragedia de Tlahuelilpan, que como él mismo dijo en uno de sus discursos en días recientes, es un suceso que debe recordarse para que nunca más vuelva a repetirse, que sea una enseñanza colectiva de las consecuencias que pueden tener actos irresponsables.

Fayad Meneses aseguró que su administración ha venido apoyando a las familias de las víctimas, “desde el primer minuto apoyamos en todo, atención médica, traslado, ambulancias, atención psicológica, atención a las familias, transporte, tratamos de apoyar en todo momento desde el preciso instante de que ya pudimos entrar y después seguimos apoyando socialmente”, afirmó.
Además el gobierno de Fayad se ha dedicado a impulsar la región para abatir lo que en un principio generó la problemática: la pobreza y la marginalidad; por ello han entregado becas para estudiantes, madres solteras y adultos mayores, proyectos productivos para agricultores y trabajadores del campo, así como mantenimiento para las escuelas de educación básica.
2.- A pesar de que un juez de Control del Tribunal Superior de Justicia canceló la orden de aprehensión en contra de Raymundo Collins Flores, extitular del Instituto de Vivienda de la Ciudad de México, el pillo de marras continúa siendo un objetivo prioritario de la Fiscalía capitalina.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, irá hasta el fondo en ese asunto para desenmascarar las pillerías de Collins. Una acción valiente sin duda.
Collins también fue un controvertido titular de la Central de Abasto de la Ciudad de México en la gestión de Ebrard donde ejercía controles sobre las acciones delincuenciales que se cometían en ese entonces.
La razón por la cual la fiscalía quiere fincarle responsabilidades es porque supuestamente se les cobraba a las empresas constructoras para incluirlas en el padrón de proveedores, además de pedirles un porcentaje de los contratos y cuotas para liberarles los pagos pendientes.

3.- El excandidato presidencial panista Ricardo Anaya aprovechó la poca afluencia que aún se registra en Ciudad Universitaria, debido al paulatino regreso a clases, para finalmente acudir a brindar una conferencia a la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.
El panista ya había sido invitado en septiembre de 2019, sin embargo las protestas por su presencia en la Máxima Casa de Estudios fue intensa. Incluso un grupo de ellos cerro las instalaciones de la Facultad desde muy temprana hora para impedir la llamada clase magistral.

En esta ocasión, su llegada a CU ocurrió más con pena que con gloria, el evento fue poco concurrido y muy desangelado, sin duda, se trata de un indicio de como será su regreso a la vida pública y política, luego de su catastrófica derrota electoral.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.