La Costumbre del Poder: Dante nunca dejó al PRI

El senador Dante Delgado abrevó en la liturgia y oratoria de Luis Echeverría Álvarez; es así que nos damos cuenta de la genial impostura de los políticos que cambian de partido, se cobijan con otra ideología y se convierten en oposición, para siempre ser fieles a ellos mismos.

El proyecto nacional instrumentado al triunfo de la Revolución parece estar muerto, pero no sus acólitos ni cancerberos. Éstos se ocultaron en otras siglas, otras ideologías, desde las cuales cultivan la nostalgia y añoran el poder real, el de la época dorada del PRI.

Lectores, si estamos atentos al lenguaje de los políticos, a la fraseología de su discurso, a las palabras que, una y otra vez, regresan para hacerse presentes como propuestas lógicas, descubriremos que los políticos son siempre ellos mismos y nunca cambian. Se mimetizan y adiestran en la genial impostura de parecer otros, para siempre ser idénticos.

Así se detecta de la lectura de una nota informativa del Senado de la República, que comparto para regocijo de los legisladores y los integrantes del gabinete.

“Durante la discusión en el Senado de la República de dos puntos de acuerdo, de urgente y obvia resolución, que proponían solicitar la comparecencia ante la Cámara Alta del Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, el coordinador del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, hizo un enérgico llamado a todas las fuerzas políticas, al gabinete de seguridad y al Presidente de la República, a construir un gran acuerdo nacional en materia de seguridad.

“El legislador manifestó que México nos requiere a todos, por lo que solicitó que la propuesta en lugar de un reclamo, se convierta en la oportunidad de construir.

“Dante Delgado aseguró que Movimiento Ciudadano no va a aprovechar un operativo fallido para denostar la todavía incipiente estrategia de seguridad. Las causas que han generado estas circunstancias son enormes, hay quienes han pensado que se resuelve a través de una guerra, hay quienes han pensado que solamente es cuestión de afectos, de abrazos, nosotros creemos que tiene que elaborarse una estrategia de seguridad.

“El senador recordó que en la reforma constitucional Movimiento Ciudadano logró que se incluyera el fortalecimiento de las policías municipales y estatales, pronosticando que no podía dejarse solamente en manos de la Guardia Nacional la seguridad del país.

“Movimiento Ciudadano desea aprovechar este punto de inflexión para llamar a la reflexión. Los problemas no se resuelven con buenas intenciones, se requieren claras acciones, las profundas transformaciones se hacen con acciones, no con declaraciones.

“Dante Delgado reiteró el llamado al Presidente de la República, para que convoque a todas las fuerzas de la sociedad, a presidentes municipales y a los gobernadores y fortalecer a sus policías, con el fin de establecer un verdadero compromiso, con estrategia, para recuperar la paz.

“Es necesario que haya suficiente visión de Estado para acometer un problema de esta naturaleza, pero seguir echándole la culpa al pasado, hablar de buenos y malos no nos lleva a ningún lado, México merece vivir en paz y esa paz la tenemos que garantizar todos con una estrategia eficaz”.

Quizá coincidan conmigo, lectores. El senador Dante Delgado abrevó en la liturgia y oratoria de Luis Echeverría Álvarez, y es así que nos damos cuenta de la genial impostura de los políticos que cambian de partido, se cobijan con otra ideología y se convierten en oposición, para siempre ser fieles a ellos mismos.

www.gregorioortega.blog                                           @OrtegaGregorio