fbpx
Síguenos en:

Opinión

Javier Duarte: ¿la clave para ir por Peña Nieto?

Desesperado por salir de prisión, en las ultimas semanas Javier Duarte ha salido a los medios de comunicación

Publicado

en

El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, fue el blanco de varias acusaciones de desvío de recursos por parte de la Auditoría Superior de la Federación. Incluso la dependencia catalogó la entidad como la que tuvo el peor ejercicio del gasto federal en 2014.
No es para menos, pues se trata de alrededor de miles de millones de pesos, sin embargo, el veracruzano insiste en que tiene las manos limpias.

Desesperado por salir de prisión, en las ultimas semanas Javier Duarte ha salido a los medios de comunicación a realizar toda una serie de declaraciones afirmando su inocencia, asegurando que su familia sufre de una intensa persecución y que no cuenta con los recursos suficientes para vivir. Algo que por supuesto nadie le cree.

Como ha visto que la posición de víctima poco ha funcionado para atraer la atención mediática, ahora Javier Duarte, ofreció a la Fiscalía General de la República pruebas del desvío de dinero del gobierno veracruzano a la campaña de Enrique Peña Nieto en 2012.
¿Pues no que es inocente? Entonces como puede tener pruebas de los desvíos, es más si las tiene sería evidencia de su participación y en el mejor de los casos de su omisión en velar el uso de los recursos públicos de los veracruzanos.

Eso sí, el ex gobernador quiere protegerse y envió una solicitud de criterio de oportunidad a la FGR en la que le pide que la información y evidencias enviadas no sean utilizadas en contra de sus ex colaboradores.

En cambio, Duarte de Ochoa se ha ofrecido a declarar en contra de Peña Nieto y sus colaboradores, a quienes también habría entregado dinero para fines electorales.
Al parecer la Fiscalía a cargo de Alejandro Gertz Manero no ha respondido ante el ofrecimiento que bien podría ser una trampa, entonces de forma inteligente y cautelosa se encuentra a la espera de que Duarte dé el primer paso y presente las evidencias para valorarlas al igual que su petición.

En caso de que la FGR aceptara las pruebas y la petición de Duarte, el veracruzano obtendría inmunidad solo en el caso de que se impute al ex presidente y no tendría ninguna incidencia en el expediente federal por el que fue sentenciado a nueve años de prisión, ni en los dos procesos del fuero común que tiene en curso.
Mientras tanto el gobierno de Andrés Manuel López Obrador continua en su tarea de incautar los bienes robados a la nación, y un juez ya aceptó a trámite la impugnación que interpuso la Fiscalía que busca recuperar el departamento que incautó a Moisés Mansur Cysneiros, principal prestanombres y operador de la red de Javier Duarte de Ochoa, para el blanqueo de dinero derivado del desvío de recursos.
Todo parece indicar que pronto tendremos más noticias.

EN TIEMPO REAL

1.- Aumentan las trabas para la ejecución del proyecto de Santa Lucía después de que un juez concediera una suspensión definitiva contra la Autorización de Impacto Ambiental emitida por la Semarnat.
El juez dio esta resolución al considerar que la misma autorización de la Semarnat reconoce que con la ejecución del proyecto de Santa Lucía se ocasionarán daños y afectaciones al ecosistema actual de las regiones que impactará la obra aeroportuaria.
La resolución del juez se dio luego de que el colectivo #NoMásDerroches promovió un juicio de amparo.

2.- Otro que se ya se subió al ring en la pelea entre los líderes de Morena en el Senado, Ricardo Monreal Ávila y Martí Batres Guadarrama, es el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, quien dio el manotazo y dijo: “Somos Cuarta Transformación, no cuarta tranquiza”.
Aprovechando el apoyo Martí Batres publicó en sus redes sociales una foto acompañado de Porfirio Muñoz Ledo en la que ríen y muestran los puños, en posición de ataque pugilístico.
“Unidos contra el golpismo”, escribió Batres en el mensaje acompañado de la fotografía, de la cual el diputado comentó: “El que ríe no mata; no se mata riendo”.

3.- Ya detuvieron al agresor del reportero Juan Manuel Jiménez que fue atacado en la marcha del viernes pasado en la Ciudad de México. Algunos celebran la noticia por la celeridad de las autoridades para su localización, pero las demandas de justicia por parte de las agrupaciones feministas continúan e incluso se incrementan y organizan ahora en el Estado de México.

Ayer Luis “N”, identificado como el agresor del periodista, fue trasladado al reclusorio Sur, por agentes de la Policía de Investigación de la PGJ, que ya cuenta con datos que serán expuestos ante el juez de control para solicitar la prisión preventiva justificada, ya que el implicado tiene antecedentes penales por portación de arma de fuego, robo de vehículo y posesión de droga.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.