fbpx
martes, abril 20, 2021

Impuesto rosa: El costo de ser mujer

Por: Bárbara Galindo

¿Qué es el impuesto rosa?
Desde que nacemos se generan estereotipos de género, como que el rosa es únicamente para las niñas y azul para los niños.

Esta clasificación nos ha salido caro, porque en diversas categorías de bienes y servicios los productos dirigidos a las mujeres suelen ser más costosos en comparación con los artículos para hombres.

Y de esto se ha generado el fenómeno conocido como el “impuesto rosa”.

Es un sobreprecio

Se debe entender que no es propiamente un impuesto, sino un sobreprecio aplicado por estrategias, consecuencia de la vinculación entre la mujer y el cuidado del hogar.

Los productos asociados con la mujer son los que registran el llamado “impuesto rosa”, mismos que se pueden sustituir por algún otro genérico o incluso por un artículo para hombres.

Esta situación se observa en diferentes servicios y productos de diversas industrias, por ejemplo:
• Juguetes
• Artículos de cuidado personal e higiene
• Ropa
• Servicios
• Seguros
• Cosméticos, entre otros.

De acuerdo con la PROFECO, este precio se debe también a que las marcas invierten más dinero en la presentación, empaque, diseño y publicidad de sus productos.

Te puede interesar:

Bárbara Galindo renuncia al PRD: un acto de congruencia en la lucha por las mujeres

Bárbara Galindo Ramos deja la dirigencia del PRD y la candidatura a la alcaldía de Boca del Río

Los productos de color rosa dirigidos a las mujeres son hasta 17% más caros en comparación con lo de los hombres, en artículos de igual función.

De acuerdo con estudios del Departamento de Aspectos del Consumidor han demostrado que en productos de belleza como rastrillos o champús las mujeres pagan del 52% a 264% más que los hombres.

El impuesto rosa no es la única desventaja

Es importante considerar que el impuesto rosa no es la única desventaja que tenemos, de igual manera nos enfrentamos a una brecha salarial donde estadísticamente las mujeres ganan aproximadamente 25% menos que los hombres, incluso en puestos similares.

De acuerdo a la ONU, las causas de la brecha salarial son:

  1. Empleo a tiempo parcial
  2. Peores empleos
  3. Trabajos socialmente menos valorados.
  4. Autominusvaloracion
  5. Ignorancia de los empleadores

Por lo cual se debería de priorizar y valorar su consumo, eliminando el costo de percepción que son los que elevan el precio de los productos y fomentan los estereotipos de género.

¿Cómo evitar el impuesto rosa?
No existe una regulación al respecto. Lo que podemos hacer como consumidor, es comparar los precios y características del producto, es decir:

  1. No adquirir un producto solo por el color del empaque
  2. Comparar precios, diferentes marcas y diferentes lugares
  3. Sustituir por artículos que sean neutros o incluso los que son considerados para hombres
  4. Cambiar de marca que ofrezcan productos mas neutrales

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Y también en Instagram: @ElDictamen
Más noticias: AQUÍ.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado