fbpx
Síguenos en:

Opinión

General Francisco Franco Bahamonde Caudillo de España y su Exhumación del Valle

Publicado

en

Por: Abogado Rodolfo Reus Medina.

Twitter: @RodolfoReus

El pasado 25 de octubre del 2019, la prensa internacional destaco en todo el mundo, la exhumación del Valle de los Caídos de quién en vida fue el Caudillo de España, un acto sobre todo inversomisil y como parte de la campaña política de la izquierda en España, basada en la ignorancia de la historia, ya que no se puede borrar la historia, ni mucho menos alegar justicia a las victimas del Franquismo, si es que quedan hoy día algunos con vida, los restos de Franco, ya no tendrán una tumba de Estado, un caso único en Europa.

La exhumación “pone fin a una afrenta moral”, proclamó el presidente Pedro Sánchez, gran impulsor de la decisión quien tenía tres años de edad cuando murió el caudillo, pero es una decisión errónea que le pasará factura, ya que a los muertos no se les toca, si en cambio se escriben libros de historia para justificar o evidenciar las razones y los hechos de su época.

Escribo con la verdad de los hechos, expulsar a Franco del Valle de los Caídos fue error, y aquí explicare algunas razones, es harto sabido que en la última guerra civil de España, tanto del bando republicano, como los del bando de Franco, se cometieron los más abominables crímenes de guerra, no había buenos, ni malos, solo asesinos, saqueadores, y por eso tanto de un bando, como del otro, iba a salir un “Dictador” al final de la guerra civil, , pero para suerte de España, fue el General Franco, yo no veo una España comunista, hubiera sido demoledor para la madre patria.

Las cosas como son, el caudillo de España era un señor con suerte, frío y astuto como pocos hombres han nacido en la historia de la Hispania, tan es así que las potencias occidentales vencedoras de la segunda guerra mundial, con Estados Unidos de América a la cabeza, que ya veían a José Stalin como una amenaza mundial al robarse media Europa, comprendieron que la estabilidad del mundo occidental necesitaba a Franco y a España para asentarse en el continente, establecer bases militares, cooperación en dólares, cultura amigable, lograr vínculos anticomunistas y temas así.

Los historiadores de España ven al franquismo en tres etapas, la dura, la media y la blanda, algo así como dice Arturo Pérez-Reverte como el queso curado, semicurado y de Burgos, más o menos, esas cuatro décadas no fueron pese a las apariencias, un gobierno militar, ni una dictadura de ideología fascista; entre otras porque Franco no tuvo otra ideología que perpetuarse en un gobierno personal, autoritario, anticomunista y católico, y al servicio de todo eso, o sea, de él mismo, él puso a España marcando el paso, en orden y progreso.

Paso ahora a la etapa final de franquismo, lo del legado del caudillo, caracterizada por un cambio inevitable en el que actuaron muchos y complejos factores, la ley de sucesión, y para eso se procedió a educar desde niño a Juan Carlos de Borbón, nieto del exiliado Alfonso XIII, todo esto para que el futuro rey diera continuidad y normalidad internacional al reino, así como un desarrollo industrial pujante en marcha, y así hubo otras dos leyes cuya importancia tuvieron y tienen hoy día un peso notable en el nivel cultural, y de vida de los españoles: La General de Educación de 1970, que amplio la educación obligatoria hasta los 14 años, y la Ley de Bases de la Seguridad Social de 1963, que puso en ruta a España donde lo exigía una sociedad moderna, y garantizó asistencia médica, hospitales y pensiones de jubilación a los españoles, una cobertura social estupenda que con el tiempo y hoy todavía España se beneficia, y que todos los partidos políticos españoles hacen todo lo posible por adjudicarse, cuando el sistema es obra de Franco, no olvidar como fue el crecimiento económico de la etapa final de Franco, el turismo, industria, vivienda, televisión, el coche Seat 600, emigración, medicina, tecnología, artes, vinos, buenas universidades, aceite de oliva, hoteles de gran turismo, así fue como la España de Franco llego a su fin, con bienestar para casi todos los españoles.

Por eso mi afirmación, se juzga erróneamente a quién hizo lo mejor que pudo por España, y que en el lecho de su muerte dijo al hoy Rey Emérito Juan Carlos I: “Majestad, sólo le pido que ante todo mantenga la “unidad de España”. Los funerales de Franco demostraron algo que hoy se pretende olvidar, muchos miles, pero cientos de miles de españoles desfilaron ante la capilla ardiente o siguieron por la televisión los funerales con lagrimas en los ojos, que eran de tristeza, no de felicidad, es decir que la mayoría de los españoles compartió todos o parte de los puntos de vista del Caudillo, la España de hoy 2019 es tan desmemoriada para esa o como para otras cosas, que cuando de mirar hacía atrás se trata, ahora resulta que todos habían sido antifranquistas, sucio es el socialismo, una trampa para tontos. Injusta es la exhumación.

 

Anuncio

También te puede gustar