fbpx
Síguenos en:
.

Buenos Días

En la opinión de Buenos Días!

Vino a mi mente tal decir de aquel inolvidable personaje de mi adolescencia y temprana juventud al ver las reacciones que hay respecto a los dislates que incuestionablemente se avienta cada vez más duro el señor Presidente AMLO.

Publicado

en

EL ACABOSE DE AQUEL “EMPEZOSE”
El anterior título viene de un chiste de Quino, puesto en boca de Mafalda, cuando al ir pasando por un parque la precoz niña, escucha la expresión de unos viejitos sentados en la banca del parque al ver pasar a un joven vestido con los atuendos de la estrafalaria época de los 70´s del siglo pasado: “¡Esto es el acabose!”. Y Mafalda, ni tarda ni perezosa le dice al par de ancianos: “Ese es el acabose de su “empezose”.

SERÍA UN TERRIBLE RETROCESO
Vino a mi mente tal decir de aquel inolvidable personaje de mi adolescencia y temprana juventud al ver las reacciones que hay respecto a los dislates que incuestionablemente se avienta cada vez más duro el señor Presidente AMLO. Claro de que no es ya admisible a estas alturas del tiempo y del partido echarle la culpa de los fracasos del actual sexenio a lo sucedido en el pasado, pues es tiempo ya de haber alguna reacción con respecto a todo el daño que se ocasionó al país. Pero no, ahí la llevamos con un gobierno de ocurrencias y dislates. Reiterando que estoy en todo mi derecho a decirlo, no solo porque soy un ciudadano mexicanos, sino además porque voté por AMLO.

NO SE VEÍA NADA EN EL GUANTE
Porque en principio, no había de donde echar mano: ¿Anaya? No era garantía alguna, después de los fracasos garrafales de Fox y Calderón, tanto en el combate a las tepocatas y víboras negras; como incuestionablemente esa contra el “guerra” narco, la cual nunca existió pero sí se afectó arteramente al pueblo de México.
¿Meade? ¡Más de lo mismo! Las mismas torpezas y boberías de Peña Nieto.
¿El Bronco? Miren toda la basura que está saliendo de su “administración”; a ese no lo soportan los neoleoneses ni al cabrito, salvo, la familia ¡EL nepotismo al grado sumo!
De no haber renunciado a la contienda electoral la esposa de Calderón, la señora Margarita Zavala ¿Cómo estaríamos si ella hubiese ganado? ¡Sin palabras!

¡CLARO QUE SE ESTÁ PASATREANDO (decir tabasqueño)!
Por eso, antes de que sea aprobado todo es cúmulo de reformas llamado “Reforma al sistema de justicia”, que más parece la re institución de la Santa Inquisición, aprovecho para echarme mis gorgoritos, pues más tarde, por no escribir que AMLO es lo mejor que le pudo pasar a México vaya yo a parar con mis huesos al bote ¡Sin juicio y porque así lo dispuso el Huey Tlatoani! Porque dentro de la “Reforma”, esta revivir en el código penal federal a la calumnia como delito.

Nada más comenzando por esto último, se puede uno dar cuenta de a como viene la “intención”. O sea, al ciudadano más corriente que común, el bote, tan solo por la mera sospecha de que “Alguien dijo que tú dijiste” o “porque al parecer no pagaste bien tus impuestos”. Entonces sí, no importa que se atasquen las cárceles con “Juan Pueblo” o que se empleen los estadios como penales, como se hiciera en las dictaduras argentinas y chilena en el siglo XX. Para estos contrarios al régimen si habrá “fresco bote”, para todos los demás, abrazos y no balazos, o se les acusará con sus papás o abuelitos.

LA CORRUPCIÓN MÁS VIGENTE QUE NUNCA
Para muestra al combate a la corrupción, queda Rosario Robles, de ahí en fuera ¡Todos los demás mega saqueadores: exonerados! Pues la corrupción, no obstante ya se terminó por mero decreto o decir de AMLO, sigue rampante y sin freno. Por lo que vale aplicar en este hecho aquella frase de Don Juan Tenorio: “Los muertos que vos matáis, gozan de cabal salud”.

SOMOS EL PUEBLO DE LOS SíSIFOS SEXENALES
Regresando al “acabose”, habría sido un avance muy alentador si a estas alturas del tiempo ya se hubiese comenzado a erigir en realidad alguna de las promesas de campaña. Pero, no, se ha preferido optar por el confort, en lugar de cumplir con el deber histórico que todos dicen cumplirán, pero que desde Echeverría no dan una.
En fin, esperemos que el temor que los dirigentes tienen a la historia, haga recapacitar a quienes deban hacerlo, porque México ya no está para experimentos y caprichos. La misma URSS, de cuyo régimen al parecer se están sacando ideas “contemporáneas” para gobernar México, tiene 38 años de haber desaparecido. Y cayó precisamente por la corrupción y la obsolescencia manifiesta.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.