fbpx
Síguenos en:
.

Buenos Días

En la opinión de Buenos Días!

Fue hasta 1967 (hace poco relativamente), a la edad de 13 años, estando en los EUA, que me enteré del fachoso día del “Amor y la amistad”.

Publicado

en

En la opinión de Buenos Días!

¡PURO CONSUMISMO!
Fue hasta 1967 (hace poco relativamente), a la edad de 13 años, estando en los EUA, que me enteré del fachoso día del “Amor y la amistad”. Pues ese día noté en la escuela que muchos se felicitaban y otros como yo, que en calidad de fuereños, nos encontrábamos ahí, mirábamos todo con cara de: “¿Qué pasa, por qué todos se felicitan?”. Una compañera me explicó al abrazarme que era el día del amor y de la amistad. Se me fue la quijada hasta el piso porque lo ignoraba y hasta ese día supe de tal festejo. Luego, regresé a México y fue ya entrados en los setentas que comenzó la ola gringa a influenciar al país con el consumismo y de ahí arranca el que ahora todo sea obsequios en días conmemorativos como el hoy, de San Valentín y el de Navidad ¡Híjole! Siendo ahora una auténtica obligación tener que obsequiar.

SE HA CONDICIONADO A LA COMUNIDAD A ¡GASTAR POR GASTAR!
Los regalos navideños se daban muy rara vez entre adultos, sobre todo canastas navideñas que se obsequiaban en preludio del día 24 de diciembre, entre los señores adultos, sobre todo de proveedores a clientes importantes, pero sobre todo entre gente de la política; el pueblo llano no acostumbraba regalar nada, salvo eso sí, festejar las posadas, entre lo que se daban muchos dulces y mucha comida. Pero el 14 de febrero, que yo recuerde nadie lo festejaba, salvo, que lo haya pasado yo de noche. Pues incluso el Día del niño ¡Teníamos clases y en ocasiones las maestras organizaban alguna excursión, por ejemplo, a parque Viveros (hoy Miguel Ángel de Quevedo)! ¡Y párenle de contar!

SEÑAL DE QUE ESTAMOS EN UNA SOCIEDAD DECADENTE A CUAL MÁS
Hoy, todo esto es un consumismo de lo más espantoso, lo peor de esto es que la gente ya está condicionada a andar en el gastadero, el consumismo. Y no obstante la crisis está tan acentuada en el país, sobre todo en materia económica ¡Ahí anda la gente, a tarjetazos, pero ellos compran y regalan! Porque además, la banca y el comercio se ponen de acuerdo para dar “facilidades”, “ofertando” las mercaderías y servicios a pagar con determinada tarjeta de crédito de determinado banco, con “la fabulosa oportunidad” de comenzar a pagar hasta dentro de tres meses, sin intereses y toda la cosa, por otros tres meses. Eso sí, habría que ver los pujidos a emitir cuando llega a su fin el lapso del “tremendo ofertón” y no tienen con qué pagar ni el mínimo. Por lo que empeñan hasta al perico para tener que pagar cuando menos la mensualidad y del resto “ahí Dios dirá”.

SE APLICA LA MEXICANÍSIMA MÁXIMA DE: “DEBO NO NIEGO, PAGO NO TENGO”.
Es realmente nefasto y por demás contraproducente “comprar” a crédito ¡Y peor aún en el presente, con las tasas de interés de usura que prevalecen, sobre todo en las tarjetas de crédito! En donde los incautos que así complacen ese prurito de comprar, caen en la trampa y al rato tienen que malbaratar lo que compraron para salvar medio salvar el atroz final de la acción consumista a toda costa.

POR LO PRONTO, LES DESEO LO MEJOR
Y no caigan en el garlito de andar comprando a crédito por el mero condicionamiento que tenemos de andar consumiendo.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.