fbpx
Síguenos en:
.

Buenos Días

En la opinión de Buenos Días!

“La CIA espió 50 años comunicación de 120 países, incluido México” THE WASHINGTON POST Incuestionablemente en la nota de referencia faltó incluir que ahora espía al mundo entero.

Publicado

en

En la opinión de Buenos Días!

¡QUÉ NOTICIÓN!
“La CIA espió 50 años comunicación de 120 países, incluido México” THE WASHINGTON POST Incuestionablemente en la nota de referencia faltó incluir que ahora espía al mundo entero. Noticias como estas se hacen cuando no hay nada interesante que reportar, incluso, se les adereza con un poco más de “revolcado” para hacerlas atractivas. Pero, hoy, sin duda alguna con todos los sofisticados sistemas de comunicación y espionaje, nadie se salva de ser espiado.

YO ESPÍO, TÚ ESPÍAS, ÉL ESPÍA…
Desde tiempos inmemoriales espiar ha sido la obsesión de todos los gobiernos y sus gobernantes, sea del régimen de gobierno que sea. Aunque espiar tal vez sea más viejo que hacer del baño agachado, no olvidemos cómo en la Biblia, sobre todo en el Nuevo Testamento encontramos a Herodes El Grande, pedir a los Reyes Magos que adoren al Rey de los Judíos le avisen para ir él a adorarlo también (Mateo: 2, 1-12). O sea, eso se llama espionaje.

TIBERIO TEJIÓ UNA TEMIBLE RED DE ESPIONAJE
Ya en una ocasión les platiqué de como el emperador romano, Tiberio (bajo cuyo gobierno fuera crucificado Jesucristo) fue todo un experto en eso de la intriga y el espionaje. No obstante los sistemas de comunicación estaban muy rudimentarios, él se las arreglaba para saber cómo andaba todo en su muy dilatado imperio: la mitad de Europa y toda la cuenca del Mediterráneo, de ahí que Pilatos ya no pudo salvar a Jesús de la cruz, cuando la turba, azuzada por los sacerdotes le  gritaron que ellos no tenían más rey que el César, le dijeran que si no crucificaba a Jesús, él, Pilatos, sería un traidor al César. Y él bien sabía que Tiberio se enteraría de eso y lo mandaría llamar a Roma. Así que, procedió en consecuencia.

LAS EMBAJADAS PARA ESO SON ¡PARA ESPIAR!
No obstante las embajadas las instituyen los romanos, pero, con el propósito de “educar” a los hijos de los principales de los territorios ocupados, y con ellos venían los “embajadores”, que cuidaban de los infantes. A través de tales “embajadas” también los principales de los territorios ocupados sacaban información sobre las cuestiones de la Roma imperial. Hoy, un tanto en encubierto, el principal objetivo de las embajadas es mantener a sus correspondientes países enterados de lo que sucede en el país donde están instaladas.

TODOS JUEGAN ESE JUEGO PERVERSO
O sea, el espionaje es un juego que todos los gobiernos (y los individuos también) juegan. Y todos los funcionarios en los respectivos gobiernos, juegan un papel muy importante en la obtención de información para ofrecerla a quienes mejor paguen. Las cortesanas en las monarquías, parte de su misión era llevar a la cama a los embajadores para ya en la intimidad tratar de sacarles de manera muy sutil la información que se quería tener.

UNA NOTA HÍPER REFRITEADA
Luego entonces, la noticia del Washington Post es lo que en el argot periodístico se le llama: “Un refrito”. Pero, bueno, cuando son debidamente refritas, todavía pueden vender y venderse.
Por lo pronto, mis muy estimados lectores, ustedes tengan mucho cuidado incluso con sus computadoras, porque hasta a través de las lap tops, los pueden estar hasta grabando. Así de sofisticado anda en asunto del recontra-archi-espionaje.

UN EJEMPLO DE TANTOS EN EL ANTIGUO TESTAMENTO
Por cierto, en el Eclesiastés (10: 20) hasta se habla casi de espionaje de nuestro tiempo, pues dice: “Ni en el pensamiento maldigas al rey, ni maldigas al rico en tu alcoba misma; porque algún pájaro de esos que vuelan por el aire llevará tu voz, o cualquier otro animal alado podrá contar aquello”.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.