sábado, septiembre 18, 2021

Cultura Jurídica

Viendo que la inseguridad en México resulta casi imposible de acabar en este arranque del gobierno de la 4T, que dirige cuesta arriba el comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, Andrés Manuel López Obrador, en su carácter de Presidente de la República, lo mismo homicidios, feminicidios, violencia callejera o intrafamiliar, extorsiones, asaltos en carreteras, en camiones de pasaje, robos en hogares, actos de terrorismo, inadmisibles afrentas al Ejército, etcétera, se aprecia que la falla se encuentra en ese binomio encargado de dar tranquilidad al pueblo: Fiscales-Jueces, condición fácil de darse por la debilidad de las Leyes que deben aplicarse, lo  mismo para procurar justicia que para impartirla.

Ahí está el meollo del asunto, que al final del día como dicen los políticos, desemboca en corrupción, de la que por consecuencia forman parte los cuerpos policiales.
Es necesario endurecer el marco jurídico que en verdad sancione severamente actos delictivos, sobre todo en aquellos individuos reincidentes que se burlan, tanto de las autoridades como de sus víctimas.

¿Puede hacer algo efectivo López Obrador?, claro que sí nombrar un juzgador que evite perderse en los vericuetos de los Derechos Humanos, la flagrancia, el influyentismo, el atraso en el sistema procesal, que fortalezca las denuncias con testigos reales, dignos de fe, que haga lo que el Sultán Otomano Sulaiman El Magnífico, en la década de 1520-1530, que nombró al Juez de la Suprema Corte del Sultanato, en la persona del más honrado jurista, Ebusuud Efendi, que él solo, sustentado en su biblioteca particular apuntalado con declaraciones veraces de testigos incorruptibles, dictaba resoluciones inmediatas, inapelables, en juicios orales ágiles.

Quienes duden de este dato pueden ver la magnífica serie El Sultán, producida por la televisión turca con actores de primera calidad, cuyas interpretaciones se basan en hechos verídicos de la época cuando el gran imperio otomano dominaba el sureste de Europa, Medio Oriente, Norte de África. La transmite Imagen Televisión  durante una hora desde las 23:30. Es una novela muy vista en las principales naciones asiáticas, europeas, africanas. Vale la pena atenderla.

LO IMPERIOSO
Todo lo anterior sale al calce para hacer notar la necesidad de que en nuestro país al frente de las instituciones de justicia, lleguen juristas de probada calidad moral, justas, que sepan de derecho, respetadas, respetables, sin filiaciones políticas o con grupos facciosos para que ponga orden al desorden. Urgen tanto juzgadores, como fiscales, de intachable conducta, incorruptibles, como los que había hace 500 años cuando había más justicia, entonces sí pronta, expedita. Los Congresos tanto el General como los estatales deben dejar de formarse con legisladores elegidos mediante tómbolas. Eso debe acabarse, los creadores de las leyes deben ser personas preparadas para eso precisamente.

RUDEZA
En ese orden de ideas, resultó burdo el penoso incidente protagonizado por la bancada del PAN en el Congreso del Estado, por la sorpresiva remoción temporal del Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, acuerdo inapropiado de la Junta de Coordinación Política que preside el diputado Juan Javier Gómez Cazarín, legislador de buenas intenciones, pero de sensibilidad insuficiente para operar tersamente las decisiones de altos mandos, conducta derivada precisamente de la falta de sentido común, combinada con debilidad legislativa exhibida en la destitución de Winckler, más en la forma de hacerlo.
La Diputación Permanente lo tiró con ocho votos en favor, cero en contra, en medio  de jaloneos, empujones, sin faltar el drama al que está acostumbrada montar la diputada panista, cuenqueña de Tlacotalpan  María Josefina Gamboa Torales, que dicho sea con respeto, se pasa en su representación popular, pues los tablados están en otras partes.

OTRO ERROR
En lugar de Jorge Winckler fue nombrada  como encargada del despacho  la licenciada Verónica Hernández Giadans, que se desempeñaba como directora jurídica de la Secretaría de Gobernación, con nula carrera en la procuración de justicia. Persona de todas las confianzas del Secretario de Gobierno Eric Patrocinio Cisneros Burgos, que nada tiene que hacer en la Fiscalía, donde podrían ser nombradas mujeres de alta calificación jurídica como María del Consuelo Lagunas Jiménez, Lucía Lara Carmona, si quieren poner una mujer, porque son institucionales, formadas ahí.

INCÓMODO
Se ha dicho hasta el cansancio que el terco Teco tenía que irse, debió hacerlo voluntariamente hace muchos meses, pero su soberbia lo omnubilaba, ahora lo hacen irse de forma según él ilegal, tal vez sí porque se hizo violando el amparo federal que lo mantenía en el cargo, pero bastante vergonzoso.
Posteriormente tarde reaccionaron los panistas, ya que  hicieron su espectáculo en la Fiscalía para llamar la atención, pero sin ningún efecto sus berrinches, pues cuando se dieron cuenta,  ya habían sacado del cargo al que tanto se aferró Winckler. En esta columna se adelantó que habría negociado su salida, el lunes durante la Mesa para la Construcción de la Paz, en la que asistió invitado por el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, pero jamás se imaginó el método.

MÁS ESPECTÁCULO
Mal están los diputados panistas, porque ante lo jurídico se  debe actuar  con recursos legales, jamás con gritos ni con declaraciones en la prensa haciéndose las “vistimas”, cuando lo que tanto critican hoy, ellos lo hicieron igual en el bienio anterior porque podían hacerlo, estaban en el poder precisamente, peor que el actual, porque lo que vivieron fue dictadura, lo actual es inocencia.

CONGRUENTE
El diputado federal Porfirio Muñoz Ledo decidió por si retirarse de la Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara Federal de Diputados, tras un debate de casi ocho horas, por las reformas de los artículos 17 y 51 de la Ley Orgánica del Congreso General, discutidas para cambiarlo de la mesa directiva.
“Agradezco las alusiones a mi persona, he registrado más de 100, unas amables, otras críticas, algunas, las menos, injuriosas”, expresó como despedida. Pues lástima porque era el único político congruente, sabio del derecho, centrado, con mucha experiencia, toda una institución en el quehacer legislativo Muñoz Ledo. Lo hizo para evitar una posible crisis constitucional.

INCONCEBIBLE
Demostrando que la unidad es puro cuento en el PAN estatal, el alcalde de Veracruz Fernando Yunes Márquez habría despedido del Ayuntamiento trabajadores panistas que comulgan con el proyecto de Joaquín Rosendo Guzmán Avilés. Ya sabe “El Chapito” lo que tendrá que hacer en caso de ganar la elección interna.

loshunosxxi@hotmail.com
Facebook Loshunos Atila
Twitter @loshunos

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado