fbpx
jueves, abril 22, 2021

Cultiva en casa: trasladando la agricultura a la ciudad

Por: Josefina Sánchez Santamaría

Jardines comestibles es un emprendimiento social inspirado en la agricultura urbana con el propósito de transmitir la importancia de la siembra, el cuidado y la cosecha de alimentos orgánicos propios. Esto se logra a través de los huertos urbanos donde se producen diversos cultivos desde casa sin necesidad de requerir un gran espacio.

Algo muy importante es incentivar a las personas a conectar con la naturaleza, y al mismo tiempo favorecer al medioambiente con este tipo de prácticas que también llevan consigo beneficios para la salud pública. Al ser cultivos orgánicos, no se utilizan plaguicidas, los cuales causan pérdida de fertilidad en la tierra, contaminación en ríos, aguas subterráneas, el aire y nuestros alimentos.

Ana María Fernández Martínez, fundadora de Jardines Comestibles, es Bióloga con una Maestría en Ciencias en Ingeniería Ambiental egresada del Instituto Tecnológico de Boca del Río. Desde edad muy temprana le apasiona el mundo de la naturaleza y siempre ha mostrado interés en los animales y en las plantas, así como el amor al cuidado del ambiente.

Cultiva en casa: trasladando la agricultura a la ciudad

Por este mismo amor surge Jardines Comestibles, que parte de un proyecto desarrollado en la Universidad al que Ana decidió seguir impulsando después de culminar sus estudios.

El proyecto empezó con un taller de huertos urbanos y posteriormente se fueron integrando talleres de lombricomposta, germinados y brotes, y huertos verticales. También se dedican a impartir capacitaciones a escuelas, asesoría técnica para productores de zona rural, instalación de huertos, producción de hortalizas, diseño de jardines, y consultoría ambiental y forestal.

Te puede interesar:

Apunte sobre el periodismo cultural

México va contracorriente a línea fijada por Estados Unidos y Canadá

Ana ha participado en distintos concursos con Jardines Comestibles y otros proyectos, como el Premio al Estudiante Emprendedor de la Bolsa Mexicana de Valores y el Premio Innovación Sustentable de Walmart y la Universidad Iberoamericana. Gracias a estos pudo obtener el Premio Estatal y Municipal de la Juventud. De igual forma participó en el programa Shark Tank México.

“Para los niños en las escuelas, los huertos urbanos funcionan como un laboratorio vivo en el que no solamente entienden la materia de Ciencias Naturales, sino que el huerto es multidisciplinario y puede llegar a ser un ocio productivo”, nos compartió Ana.

De igual forma, Jardines Comestibles organiza campañas de arborización y reforestación una vez al mes para tomar conciencia y prevenir la extinción de los árboles de nuestra región.

“Lo que más disfrutamos son las campañas de reforestación”, comentó Ana. “Nos encanta la idea de que personas que aún no se habían visto involucradas en la plantación de un árbol tomen acción ahora y se lleven ese sentimiento consigo: el amor hacia la naturaleza”.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen. 

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Y también en Instagram: @ElDictamen
Más noticias AQUÍ.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado