fbpx
viernes, septiembre 25, 2020

En la opinión de…Buenos Días!

Papel social

Más del cincuenta por ciento (542,000) eran habitantes del continente americano. Una de las grandes preocupaciones de la agenda ecológica internacional es el rebrote,

Mentir a la ciudadanía diariamente

Corren tiempos en que la prensa libre es el único refugio de las libertades en México, es el último reducto de protección al funcionamiento de la democracia.

En la opinión de Buenos Días…

BUENOS DIAS ESTAMOS FRITOS Una amiga me envió un aviso que explica que estamos en la fase de mitigación de la pandemia, pero, no implica que...

En la opinión de Buenos Días

BUENOS DIAS LO VEO Y NO LO CREO Nunca me lo imaginé llegar a celebrar el 122 aniversario de “El Dictamen” ¡Qué gran ocasión! Me siento...

En la opinión de Buenos Días…

¡Qué tiempos estos, en que los políticos aluden a la Palabra de Dios y los hombres de Dios andan metidos en la cuestión de César!

MI AMIGO DON JORGE AHUED
El pasado jueves por la noche, mi gran amigo Don Jorge Ahued Dovalí se nos adelantó en el viaje que Antonio Machado describe en la última cuarteta de tus poema “Retrato”, diciendo: “Y cuando llegue el día del último viaje / y esté a partir la nave que nunca ha de tornar, / me encontraréis a bordo ligero de equipaje, casi desnudo, como los hijos de la mar”.
HIZO DE VERACRUZ SU CASA
Y ahora que por enésima vez rememoro “Retrato”, caigo en la cuenta de que Don Jorge sí fue un hijo de la mar, pues no solo terminó viviendo en Veracruz, en donde formó su familia al lado de mi Directora General, Doña Berthita Malpica Martínez de Ahued, al lado de sus cuatro ejemplares hijos; sino que a él siempre gustó de viajar mucho. De ascendencia árabe, su papá era oriundo del Líbano y vino a radicar a México. Don Jorge en varias ocasiones me platicó de las vicisitudes de su papá para establecerse en México, finalmente logrando permanencia en Tulancingo, Hidalgo.
¡UN NOTABLE AMIGO!
Tuve la gran oportunidad de conocer a Don Jorge desde hace muchos años y que me brindara su amistad. Fue una persona muy grata, con un sentido del humor tremendo, como también de mentalidad aguda y siempre me andaba gastando bromas, claro, con el respeto debido yo también bromeaba con él y en una ocasión descubrí por donde podía causar mejor efecto con mis bromas: pedirle dinero prestado.
“¿TE PRESTÓ DINERO MI PAPÁ?”
Ayer, al estarle dando muy formalmente el pésame a La Gorda, su hija; en tratando yo de guardar las formas, de pronto, ella (se le da también de manera espontánea ser bromista), creo para romper mi protocolo, me pregunta: “¿Y siempre si te prestó dinero mi papá?”. A lo que ambos reímos. Si Don Jorge nos estaba viendo, de seguro festinó el chascarrillo. Y es que siempre que lo veía le pedía un millón de pesos prestado, pagaderos a un mes. Don “George” (como afectuosamente le llamaba), se aventaba un, dubitativo: “Mmmmjj” y a continuación me decía: “Mejor préstame tú”. Ambos reíamos.
ADEMÁS DE GRAN AMIGO, ERA MI INVETERADO LECTOR
Sin duda alguna voy a extrañar a Don Jorge, porque además de ser un muy buen amigo y además fue un extraordinario ser humano, era mi lector. Incluso, él me pasaba luego chistes, porque parte de su buen humor lo demostraba en esa gran cantidad de chistes que él contaba, muy buenos chistes. Siempre tenía la anécdota adecuada para toda circunstancia e invariablemente la hilaridad de quienes estábamos con él era la consecuencia lógica. Por lo que no me cabe la menor duda también lo van a echar mucho de menos sus amigos de la mesa de café.
ÉL, DON JORGE, ES EL SOBRINO DEL TÍO ÁRABE DEL QUE LUEGO LES HABLO
Hablando de una de esas muchas anécdotas que él contaba, está la que en varias ocasiones he compartido en este espacio respecto al amigo de ascendencia árabe quien contaba la frase del tío recién llegado del Líbano, que después de haber recorrido todos los locales de los “harbanos”, desde Rayón y Cortés, hasta un poco más allá de Hidalgo y retornar por la acera de enfrente realizando tal actividad: preguntando a todos cómo les estaba yendo en las ventas, invariablemente todos decía que mal. En llegando al último local, donde la mayoría de los “harbanos” ya estaban reunidos jugando dominó, el tío en lo que iba tomando asiento, decía “Estamos jodidos todos ustedes”, porque aún no dominaba del todo el castellano.
SIEMPRE VIVIRÁ EN NUESTRO RECUERDO
Así era mí ahora muy bien recordado, Don Jorge Ahued Dovalí. De quien siempre tendré su muy grata memoria del buen y gran amigo que siempre fue.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: losbueno[email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado

Papel social

Más del cincuenta por ciento (542,000) eran habitantes del continente americano. Una de las grandes preocupaciones de la agenda ecológica internacional es el rebrote,

Mentir a la ciudadanía diariamente

Corren tiempos en que la prensa libre es el único refugio de las libertades en México, es el último reducto de protección al funcionamiento de la democracia.

En la opinión de Buenos Días…

BUENOS DIAS ESTAMOS FRITOS Una amiga me envió un aviso que explica que estamos en la fase de mitigación de la pandemia, pero, no implica que...