Síguenos en:

Buenos Días

En la opinión de…Buenos Días!

Ayer, revisando un medio de la Ciudad de México, vi una información de unos médicos respecto a los “peligros” de la cirugía plástica.

Publicado

en

VANITAS VANITATUM, ET OMNIA VANITAS
Ayer, revisando un medio de la Ciudad de México, vi una información de unos médicos respecto a los “peligros” de la cirugía plástica. Ellos se referían a los grandes riesgos en materia existencial, en función a los apegos por los que se realizan este tipo de intervenciones quirúrgicas, pero, lo más elocuente, cuanto paradójico del caso, es que los médicos en cuestión ¡Todos!, a leguas se les notaba su buen tratamiento de tal índole. Tomaron como ejemplo para sus decires a un grupo de gente destacada dentro del ambiente artístico en el mundo, que ya no son ni la sombra de lo que fueran y ahora se le ve prácticamente “piel de tiburón”. Me resultó entretenida la lectura, porque no obstante los médicos hablaban de los “grandes trastornos en la personalidad por motivo de este tipo de intervenciones ¡Ellos estaban en el mismo dilema! O sea, aplica aquí aquello de: “El burro hablando de orejas”.

NO EN BALDE EL AUTOR LE PIDIÓ A DIOS SABIDURÍA
Apenas empezando la lectura de esta entrevista, también me vino a la mente la frase aquella del Eclesiatés, libro 1 versículo 2: Vanitas vanitamun, et omnia vanitas (latín, en cristiano quiere decir: “Vanidad de vanidades y al final todo es vanidad”. Adentrándose más el libro en cuestión, puede un leer que el autor (se le atribuye a Salomón), dice la misma juventud es vanidad.

DIJERA MI MADRE: “¡ESTÁ CABRÓN LLEGAR A VIEJO!”. PERO YA LLEGAMOS Y HAY QUE SEGUIR
Esto, claro, no logra uno observar hasta que ya se encuentra uno dentro de la hoy llamada “Tercera Edad” o ¡Vejez! Porque, en tratando de conservarse joven, la gente hace de todo y aún más. He ahí entonces lo que los médicos en cuestión llaman “problema de personalidad”. Y, bueno… pues… si, uno quisiera conservar para siempre la juventud y morir incluso en condiciones físicas propias de la juventud, pero, en internándose en el tiempo ¡Todo, absolutamente todo, fenece! Y a eso debemos acostumbrarnos, de lo contrario, le va a uno como en feria. Pues, como decía un amigo: “Debe uno envejecer con dignidad”. De lo contrario, puede uno caer en depresiones tan espantosas, como en la que caen mucha gente, sobre todo los de la farándula, que quisieran ser jóvenes por siempre y caen en el exceso de la cirugía plástica, encontrando problemas como los del cantante inglés, Tom Jones, el cual por tanta cirugía plástica (en seis meses cumple 80 años) está irreconocible; incluso, se rumora que de tanta cirugía ya no puede ni dormir con los ojos cerrados, debiendo recurrir a antifaces especiales y a lágrimas artificiales.

GOETHE NO QUERÍA MORIR ¡Y FENECIÓ!
En otras ocasiones les he platicado de todo de lo que el ser humano ha sido capaz de hacer con tal de no envejecer, pero, al final, todo es en vano, nos llega la decrepitud y con ello la antesala de la extinción. Les decía que en una ocasión leí que el gran escritor universal de todos los tiempos, Johann Wolfgang von Goethe, cuya obra cumbre se considera “Fausto”, en donde plasma de manera magnifica el gran drama de la humanidad por no envejecer. A este escritor se le adjudica la frase de: “Más luz, más luz”. Cuando estaba muriendo. Pero en los hechos, es que él no quería morir, tenía un tremendo miedo a pasar por este trance y comentan gritaba mucho que no quería expirar. Y para hacer esto un tanto más “visible” alguien se aventó lo de “más luz, más luz”.

“KEEP AWAY FROM DOCTORS” (“ALEJATE DE LOS DOCTORES”, REFRÁN GRINGO)
Volviendo al tema inicial, reitero lo dicho sobre la cirugía plástica, logro entenderla entre las damas y los artistas, pero, entre los caballeros de actividad profesional normal, no lo veo tan elocuente. Las arrugas llegan porque llegan y el tiempo finalmente hace su chamba. Así que, lo mejor es aceptar la realidad y dejarse de tanto cuento ¿A poco no?

EL GRAN GENIO DE MI CUATE VÍCTOR HUGO
¡También en una ocasión les reproduje el poema de mi cuate Víctor Hugo!, el de “Te deseo”, en donde el galo habla prácticamente de las etapas de la vida del ser humano y entre ese escrito dice: “Te deseo que siendo joven no / madures demasiado de prisa, / y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer, / y que siendo viejo no te dediques al desespero. / Porque cada edad tiene su placer / y su dolor ye s necesario dejar / que fluya entre nosotros.”

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

Buenos Días

En la opinión de Buenos Días!

Miren que la cuestión esta del fachoso dengue, su prima la chikungunya, amén de una bola de familiares más que se agreguen a la lista de enfermedades transmitidas por los mosquitos.

Publicado

en

MOSQUITOS ENCHAMARRADOS
Miren que la cuestión esta del fachoso dengue, su prima la chikungunya, amén de una bola de familiares más que se agreguen a la lista de enfermedades transmitidas por los mosquitos (pareciera cada año sale una nueva), está más que canija. Pues ahora, en esta estación de invierno, cuando estamos teniendo fríos bastante notables en la hoy zona metropolitana de Veracruz, además que ya tenemos como una semana con lluvias ¡Frías! en las madrugada o vespertinas, es más que extraño ver cómo siguen volando y metiéndose en casa los fachosos mosquitos. Pareciera los muy móndrigos deben traer ahora chamarra.

PARECIERA, AHORA NI EL FRÍO ACABA CON LOS MOSQUITOS
Como se los he platicado en algunas otras ocasiones, cuando se vivíamos en un tiempo y temperatura normales, los mosquitos se iban mucho paseo a la llegada del primer norte y venían a salir allá por mediados o finales del mes de mayo. Ese era el ciclo de los mosquitos, que incluso, llegaran a ocasionar en tiempos pretéritos bastante daño a la población con la transmisión del paludismo, enfermedad esta que según me cuentan, la erradicara prácticamente del país Don Adolfo Ruiz Cortines, con aquellas campañas llevadas a cabo a través de la SSA. Todavía de niño, allá por inicios de los 60s en el siglo pasado, me tocó ver cómo iban de casa en casa esos señores muy bien uniformados, con saracof (un sombrero como el que usan en las películas de antaño los cazadores en África) y toda la cosa, revisando reservorios de agua y analizando el agua para ver si tenía larvas de mosquitos. Hoy, procedentes de Suramérica, toda una gama de nuevos mosquitos llegaron al país para quedarse, con ellos llegaron también toda esta gama de novedosas enfermedades, las cuales, lejos de ir mermando ¡Van al alza! Y no se salva nadie. Lo peor que ya se está muriendo gente de estas casi pandemias.

Pero regresando al punto, si aun con frío están presentes los mosquitos, sin duda alguna en cuanto llegue también la temporada de lluvias, la presencia de los mosquitos se verá más que multiplicada.

¡PLANTAS DE PRIMAVERA YA ESTÁN ABRIENDO!
El otro día una amiga que viven por Naolinco (ahora hace un frío bastante intenso), me enviaba una foto del patio de su casa, en donde, más que bonita, se ve planta cargada de flores. Ella me decía era un milagro ese ese suceso en pleno y crudo invierno. No por aguafiestas, sino porque me sorprendió dicho “milagro”, le dije que tal floración fuera de estación, podría ser un indicio de que la primavera se estuviera adelantando ante de que el invierno llegue siquiera a la mitad de su lapso; por lo que muy bien podríamos suponer el verano también se podría adelantar trayendo altas temperaturas.

¡Y LO QUE NOS FALTA POR VER Y EXPERIMENTAR!
Lo anterior, sin duda alguna es una manifestación del ahora ya temido cambio climático, del cual no se salva parte alguna del globo terráqueo. El cual ha cambiado tanto el panorama, como el que los fachosos mosquitos enchamarrados, antes inexistentes en latitudes como la de Xalapa para arriba, hoy hasta la ciudad de Puebla cuenta con la presencia de estos terribles insectos.
http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

continuar leyendo

Buenos Días

En la opinión de Buenos Días!

Para los jóvenes como “yoviznando” saben muy bien sobre “Juan Salvador Gaviota”.

Publicado

en

EL GRAN CAFÉ DE LA PARROQUIA Y JUAN SALVADOR GAVIOTA

Para los jóvenes como “yoviznando” saben muy bien sobre “Juan Salvador Gaviota”; aquella novela (que hoy estaría en la categoría de “motivacionales”) que tanto impacto y trataba de una gaviota que se había superado en todos los órdenes sobre la parvada, a tal grado, que sin ella proponérselo alcanzó lo que se podría considera un estado de paz o iluminación. En contraposición al resto de las demás gaviotas, que pasaban sus vidas comunes dedicadas solo a buscar comida en la bahía de la ciudad o en los tiraderos aledaños.

¡DE PRONTO ME LLENÉ OTRA VEZ DE VERACRUZ!

Ayer, en mis correrías me quedó muy a mano verme con una persona en el nuevo Gran Café de la Parroquia, en Washington esquina el bule, al cual no había ido. Y tal vez porque lo había dado por sentado por haber vivido y crecido frente al mar, ayer, al volver a ver esta formidable vista del Golfo de México desde un sitio tan privilegiado, de golpe recordé tiempos gratos, creo por lo inesperado de estar en un lugar tan placentero, respirando “jarochidad” a plenitud y recibiendo un cúmulo de buenas vibras. Nada más entrando  que decidí adoptarlo como mi sitio de lectura, retiro y meditación ¿A poco no está bien?

¡FUE UN BEST SELLER!

De ahí el título del día de hoy, porque nada más entrando al café, me senté a una mesa junto al ventanal del mar y al admirar la vista, vi que en una pequeña plazoleta en la banqueta del “muro”, había una familia cuyos integrantes trataban de comer a pleno aire libre en una improvisada banca que ahí hay, en lo que inútilmente trataban de espantara unas gaviotas que revoloteaban sobre ellos tratando de birlar algo de comida, hasta que un par de niños se levantaron y comenzaron a arrojar pedazos de tortilla al viento. Solamente hacía falta ver a través del ventanal a Juan Salvador Gaviota haciendo piruetas frente a sus tunantes pares.

¡NUNCA DEJA DE SORPRENDERNOS NUESTRO QUERIDO VERACRUZ!

Incuestionablemente que nuestro muy querido Veracruz sigue siendo hermoso ¡Y siempre lo será!, con todo y la contaminación rampante de la que ningún sitio del mundo se salva, así como con esa infausta aglomeración de vehículos por doquier en la hoy zona metropolitana. Tampoco deja de sorprendernos nuestra querida ciudad con inesperadas situaciones, como la de esta casi epifanía que tuve ayer por la tarde. Sí, estoy ahora más que convencido del decir de la letra en el son jarocho al expresar: “¡Solo Veracruz es bello!”.

¡SE ESTÁ BIEN EN CASA!

Por lo que me permito felicitar a los señores Fernández Ceballos por tan visionaria acción y excelente aprovechamiento del espacio donde han construido este nuevo local, al que, reitero, lo he adoptado como un sitio de lectura, como si se tratara del rincón preferido de mi casa. Para degustar buenamente mi café (no me lo están preguntando, pero lo tomo lechero ¡Descafeinado, deslactosado y bajo en grasas! – ¡Hombre! ¿Estaré viejito -?).

“Calumnia” dedicada a mi gran y viejo amigo Borgar, quien también pasó mucho tiempo frente al mar y en el mar. Y porque también es un asiduo contertulio del Gran Café de la Parroquia.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

continuar leyendo

Buenos Días

En la opinión de Buenos Días!

Vino a mi mente tal decir de aquel inolvidable personaje de mi adolescencia y temprana juventud al ver las reacciones que hay respecto a los dislates que incuestionablemente se avienta cada vez más duro el señor Presidente AMLO.

Publicado

en

EL ACABOSE DE AQUEL “EMPEZOSE”
El anterior título viene de un chiste de Quino, puesto en boca de Mafalda, cuando al ir pasando por un parque la precoz niña, escucha la expresión de unos viejitos sentados en la banca del parque al ver pasar a un joven vestido con los atuendos de la estrafalaria época de los 70´s del siglo pasado: “¡Esto es el acabose!”. Y Mafalda, ni tarda ni perezosa le dice al par de ancianos: “Ese es el acabose de su “empezose”.

SERÍA UN TERRIBLE RETROCESO
Vino a mi mente tal decir de aquel inolvidable personaje de mi adolescencia y temprana juventud al ver las reacciones que hay respecto a los dislates que incuestionablemente se avienta cada vez más duro el señor Presidente AMLO. Claro de que no es ya admisible a estas alturas del tiempo y del partido echarle la culpa de los fracasos del actual sexenio a lo sucedido en el pasado, pues es tiempo ya de haber alguna reacción con respecto a todo el daño que se ocasionó al país. Pero no, ahí la llevamos con un gobierno de ocurrencias y dislates. Reiterando que estoy en todo mi derecho a decirlo, no solo porque soy un ciudadano mexicanos, sino además porque voté por AMLO.

NO SE VEÍA NADA EN EL GUANTE
Porque en principio, no había de donde echar mano: ¿Anaya? No era garantía alguna, después de los fracasos garrafales de Fox y Calderón, tanto en el combate a las tepocatas y víboras negras; como incuestionablemente esa contra el “guerra” narco, la cual nunca existió pero sí se afectó arteramente al pueblo de México.
¿Meade? ¡Más de lo mismo! Las mismas torpezas y boberías de Peña Nieto.
¿El Bronco? Miren toda la basura que está saliendo de su “administración”; a ese no lo soportan los neoleoneses ni al cabrito, salvo, la familia ¡EL nepotismo al grado sumo!
De no haber renunciado a la contienda electoral la esposa de Calderón, la señora Margarita Zavala ¿Cómo estaríamos si ella hubiese ganado? ¡Sin palabras!

¡CLARO QUE SE ESTÁ PASATREANDO (decir tabasqueño)!
Por eso, antes de que sea aprobado todo es cúmulo de reformas llamado “Reforma al sistema de justicia”, que más parece la re institución de la Santa Inquisición, aprovecho para echarme mis gorgoritos, pues más tarde, por no escribir que AMLO es lo mejor que le pudo pasar a México vaya yo a parar con mis huesos al bote ¡Sin juicio y porque así lo dispuso el Huey Tlatoani! Porque dentro de la “Reforma”, esta revivir en el código penal federal a la calumnia como delito.

Nada más comenzando por esto último, se puede uno dar cuenta de a como viene la “intención”. O sea, al ciudadano más corriente que común, el bote, tan solo por la mera sospecha de que “Alguien dijo que tú dijiste” o “porque al parecer no pagaste bien tus impuestos”. Entonces sí, no importa que se atasquen las cárceles con “Juan Pueblo” o que se empleen los estadios como penales, como se hiciera en las dictaduras argentinas y chilena en el siglo XX. Para estos contrarios al régimen si habrá “fresco bote”, para todos los demás, abrazos y no balazos, o se les acusará con sus papás o abuelitos.

LA CORRUPCIÓN MÁS VIGENTE QUE NUNCA
Para muestra al combate a la corrupción, queda Rosario Robles, de ahí en fuera ¡Todos los demás mega saqueadores: exonerados! Pues la corrupción, no obstante ya se terminó por mero decreto o decir de AMLO, sigue rampante y sin freno. Por lo que vale aplicar en este hecho aquella frase de Don Juan Tenorio: “Los muertos que vos matáis, gozan de cabal salud”.

SOMOS EL PUEBLO DE LOS SíSIFOS SEXENALES
Regresando al “acabose”, habría sido un avance muy alentador si a estas alturas del tiempo ya se hubiese comenzado a erigir en realidad alguna de las promesas de campaña. Pero, no, se ha preferido optar por el confort, en lugar de cumplir con el deber histórico que todos dicen cumplirán, pero que desde Echeverría no dan una.
En fin, esperemos que el temor que los dirigentes tienen a la historia, haga recapacitar a quienes deban hacerlo, porque México ya no está para experimentos y caprichos. La misma URSS, de cuyo régimen al parecer se están sacando ideas “contemporáneas” para gobernar México, tiene 38 años de haber desaparecido. Y cayó precisamente por la corrupción y la obsolescencia manifiesta.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

continuar leyendo

Tendencias