En la opinión de Buenos Días….

EL PLENO DESCUBRIMIENTO DEL AGUA HERVIDA
Leía una nota sobre una declaración sobre el trabajo infantil, que dice que prohibir el trabajo infantil solo lo oculta. Y ahí sugieren una ley para que reforzar todavía más esta prohibición. Incuestionablemente el contenido de esta declaración es muy loable, pero en la misma tesitura viene a ser una voz clamando en el desierto, pues no solamente en nuestro país se ocupa mano de obra infantil y de menores de edad en general, sino en todo el mundo, incluso, cabe destacar en este cuestionamiento, el vía crucis que ahora se vive tanto en la frontera norte de nuestro país, como en la misma frontera sur con los niños migrantes ilegales que vienen sin adulto alguno que los acompañe y han sido interceptados. No hay mayores noticias respecto a los infantes detenidos en el sur, pero, en lo que respecta a la frontera norte, incluso cabe mencionar la forma en cómo son tratados en los EUA, en donde incluso se les ha visto detenidos en auténticas jaulas ¿No es esto ominoso? ¡Claro de que sí! ¿Y qué hace el mundo al respecto? ¡Nada, salvo escribir notas muy sentidas!

LOS NIÑOS SON LA PARTE MÁS VULNERABLE DE LA SOCIEDAD Y DE AHÍ EL ABUSO
Pero, regresando a los del trabajo infantil ¡Claro de que está prohibido en nuestro país por la ley misma! ¿Pero qué se puede hacer en contra de esto? Prácticamente nada, porque sin duda alguna las intenciones son muy buenas, tal y como dicen que está el empedrado del camino al infierno y en los hechos todo se trueca en polvo vil. Y, tal como en otras ocasiones se los he contado, no hace falta ir al campo y mucho menos a sitios de los llamados cordones de miseria que rodean a todo centro urbano del mundo, sino nada más tomar un camión o el automóvil y pasar por cualquier crucero de la ciudad y veremos cómo en cada boca calle, donde existe un semáforo, hay todo un tianguis ambulante que se instala solo cambiando el semáforo a rojo, destacándose la presencia de niños haciendo todo tipo de malabares o limpiando parabrisas para ganarse unos buenos pesos, debiéndose notar también los hijos de las “Marías”, que en lo que ellas hacen sus malabares u ofrecimiento para compra de chicles o similares, los niños juegan temerariamente en los camellones en cuestión, tratándose de pequeños que apenas acaban de aprender a caminar. ¿Quién hace algo efectivo al respecto? ¡Nadie!, las ONGs ahí están, sin hacer nada efectivo (incluye esto a la Santa Madre Iglesia), salvo, eso sí, buscar adornase en algún día festivo tomándose la foto, regalando juguetes en el Día del Niño o Navidad. De ahí en fuera ¡Nadie hace nada en favor de estos infantes, incluidos los gobiernos de los tres niveles!

¡LO QUE HACÍA FALTA, UNA LEY MÁS!
¡Ah!, pero eso sí ¡Cómo se aprueban leyes y se dicen discursos de a montón!
Pues tan solo en el campo mexicano la mano de obra, prácticamente esclava de infantes cuenta con una enorme presencia, tanto para sembrar como para cosechar.
Ojalá y se pasara de los dichos a los hechos. Esto sin duda alguna haría de nuestro país un sitio mejor.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.