En la opinión…Buenos Días!

LAS BATALLAS CONTRA LAS MUJERES SON LAS ÚNICAS QUE SE GANAN HUYENDO
La frase del título no es mía, pues en varias ocasiones les he platicado es una de las miles que se aventó mi cuate Napoleón Bonaparte. Y además ¡Es verdad!
Pero, en ocasiones y sobre todo en el presente, lamentablemente algunas mujeres olvidan su papel de damas y actúan como varones y ahí es cuando con más ganas debe uno aplicar la máxima napoleónica en cuestión.

NARRATIVA DE UN AMIGO CON LO ESCRITO EL OTRO DÍA SOBRE COMO SE MANEJA ACÁ
Lo anterior viene a colación en función a que un buen amigo me contaba que hace algunos días, viniendo de su trabajo a casa por el centro de Veracruz, con rumbo al bulevar Ávila Camacho, tuvo que hacer alto en un semáforo, pero, al tornarse éste en “verde”, el automóvil delante de él no se movió y tuvo que aplicar el claxon, entonces y entonces el vehículo en cuestión comenzó a desplazase con gran parsimonia; dice mi amigo que acostumbrado a estas reacciones por parte de varios individuos al volante, que hasta se niegan a avanzar para provocar algún desaguisado, fue pacientemente detrás del automóvil en cuestión tratando de mantener la calma para no caer en exabruptos. Y cuando hubo la oportunidad de rebasar, al hacerlo, el otro auto también aceleró para no permitirle rebasar. Al llegar al bulevar, me explica mi amigo, en función al gran aforo vehicular que ahí existe, en la línea por la que él tomó, llegó el momento en que rebasó al vehículo del incivilizado cuanto irredento conductor y al emparejarse los vehículo él volteó a ver al otro y cual va siendo su sorpresa al ver se trataba de una mujer, que con toda la cachaza del mundo, ella también le miro, lanzándole un gesto retador, como diciéndole: “¡Te jodí!”. Agrega mi cuate que su actitud de antipatía hacia el “otro” conductor se le evaporó como por arte de magia. Yo aproveché para explicarle hasta con hilaridad la frase napoleónica.

UN CAMBIÓ ABSOLUTO EN LOS VALORES DE CONDUCTA
Me explicaba mi amigo que le habían tocado mujeres con poca experiencia en manejo, pero jamás una con una actitud tan temeraria e irresponsable de toda índole. Me dijo él jamás le ha faltado al respeto a una dama, y no o0bstante ésta no tenía nada de ello, tampoco osó hacerlo porque no se debe de agredir a ninguna mujer. Pero, me decía mi amigo que qué podrían haber sucedido si él, pensando se trataba de otro varón, se hace de palabras con “él” y al tratarse de una mujer de este calibre, ella en su momento, de llegar esto a mayores, podría hasta alegar que ella “huía” de él y que no se la iba a acabar ni con su esposa ni con el problemón que enfrentaría en varios meses. Comenté a mi amigo, eso es muestra de que las tornas están más que cambiadas y mejor es andarse con tiento en esta cuestión de conducir en una ciudad y ambiente en donde el 99 por ciento de los conductores no saben ni la “O” por lo redondo en lo que a vialidad respecta. Y en el caso de él, efectivamente, podría caer en una situación bastante penosa en todo sentido.

¡ASÍ DIRÍAN LOS TABASQUEÑOS!
Por lo tanto ¡Aguas mis respetable lectores! Y nada de andar de agresivos a la hora del tráfico vehicular y jamás perder la paciencia ¡Porque todo está patraseado!

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.