fbpx
Síguenos en:
.

Opinión

BUEN FIN…al para TODOS

Sin duda alguna, la publicidad está convertida hoy por hoy en el único instrumento que gracias a la inteligencia del hombre y su máxima tecnología ha hecho de lado a los modernos medios de comunicación.

Publicado

en

Irene Ortega Valdivia

Sin duda alguna, la publicidad está convertida hoy por hoy en el único instrumento que gracias a la inteligencia del hombre y su máxima tecnología ha hecho de lado a los modernos medios de comunicación. Se han acortado las distancias entre el vendedor y el consumidor, observando actualmente el tumulto de compradores que invadieron recientemente todos los comercios.
Da la impresión que la publicidad es la profesión de este nuevo siglo y con ella la creatividad de la esencia misma de los latinos, aunque la misma historia ha dado testimonio de la inmensa creatividad de nuestros antepasados quiénes nos legaron sus conocimientos astrales y arquitectónicos, así como la forma inteligente de entender el papel del anunciante.
Y sigue siendo verdad que en estos tiempos de crisis el presupuesto publicitario de algunas empresas es normal como lo es el cuidado de comprar lo que se puede, no lo que se quiere. Sin embargo, es precisamente ésta publicidad desmedida la que saca de apuros a muchos comerciantes en tiempos críticos; y aunque cueste un poquito creerlo, el consumidor se vuelve más selectivo al hacer sus compras, pero tampoco puede darse el lujo de probar aquí y allá para ver que más le conviene. Y es aquí donde el gane publicitario tiene buen fin.
Las grandes y medianas empresas dan por hecho que la publicidad es una aliada permanente en el proceso de su desarrollo, fungiendo como un verdadero catalizador de sus productos gracias a la inversión publicitaria.
Aunque no es plena para un sólo miembro publicitario, se sabe que en México la inversión publicitaria en general está bien distribuida canalizándose la mayor parte a la televisión y a la radio, para dejar en el tercer lugar a periódicos y revistas, incluyendo el uno por ciento al cine y un pequeño porcentaje restante a otros medios de comunicación.
Seguramente, creo que el éxito de la publicidad comercial se debe en buena medida a los profesionales de la comunicación comercial, empresas de investigación de mercados, estudios de grabación, agentes de relaciones públicas, fotógrafos, diseñadores y bueno, tantos elementos que hemos observado requiere una excelente publicidad.
Y en ese decir y hacer el buen fin llegó a su final exitoso para el vendedor y el comprador, pero esto no hubiera sido posible si la publicidad no hubiera sido canalizada a todos los medios informativos; por lo mismo, éste método publicitario superó ampliamente las expectativas de los organizadores, motivando a empresas y consumidores a ofrecer y comprar lo más que se pudo con un resultado mejor de lo que se esperaba benéfico para ambas partes.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.