Trump, todo un personaje de Scorsese

En estos momentos de espera por ver la película “El irlandés” del director Martín Scorsese, especialista en recrear el mundo criminal, coinciden con los graves problemas que enfrenta el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y la serenidad con la que los enfrenta, como si todo lo que ocurre formara parte de un guion donde él fuera el principal protagonista.

Trump enfrenta los preparativos para un juicio de impeachment, que a través de audiencias públicas en el Congreso de su país tratan de demostrar que abusó de su poder, persiguiendo su propio beneficio político personal, y no los intereses de los estadounidenses. Tal vez Trump espera correr la suerte de los dos únicos presidentes que han sido juzgados mediante este procedimiento, Bill Clinton (1998-1999) y Andrew Johnson (1868), pues los dos fueron absueltos. Otro presidente, Richard Nixon interrumpió el proceso al dimitir de su cargo en 1974, cuando se aprobó su impeachment.

El otro frente, Trump eleva al Tribunal Supremo la batalla legal que libra con los fiscales de Nueva York, que le reclaman las declaraciones de impuestos de los últimos ocho años en el marco de una investigación penal sobre los pagos secretos a dos mujeres con las que tuvo relaciones sexuales. Los demócratas en el Congreso también buscan tener acceso a la información financiera personal del presidente. También aquí lucha contra toda esperanza, pues hace pocos días 10 días un tribunal federal de apelaciones desestimó su intento de mantener sus impuestos en secreto, al rechazar el argumento de que el presidente en ejercicio es inmune a este tipo de reclamaciones.

El largo camino de las acciones de Trump está empedrado con decisiones inéditas en un presidente de la gran nación, pues recientemente ha decidido no ser residente en Nueva York, prefiriendo serlo de Florida, por cuestiones fiscales, pues se ahorra millones de dólares en impuestos.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.