fbpx
Síguenos en:
.

Ahora y Aquí

El sistema francés de pensiones por puntos

Provoca una macrohuelga que paraliza al país

Publicado

en

Mis sentidas condolencias a la familia Ahued-Malpica por el fallecimiento de Don Jorge Ahued Dovalí

Dr. Armando Rojano Uscanga
El Gobierno francés preparó una reforma de las pensiones para implantar un sistema por puntos que se irán acumulando durante la vida laboral activa y se traducirán en una renta mensual al jubilarse a partir de los 62 años, una edad mínima que no se modificará. Para lograr acuerdos efectuó reuniones con sindicatos y patrones para abrir una fase de concertación, asegurando que todos los periodos trabajados darían lugar a cotizaciones que se contarán con puntos en una cuenta única. Cada euro cotizado dará los mismos derechos y en el momento de la jubilación, los puntos se traducirán en una pensión mensual teniendo en cuenta otros criterios como el número de años cotizados y la esperanza de vida media en Francia en ese momento.
El sistema único sustituiría a los 42 regímenes diferentes que existen actualmente en el sector privado y en el público. La edad de jubilación mínima seguirá siendo, como está estipulado actualmente, de 62 años, pero el Ejecutivo plantea incluir algún tipo de penalización para los que se retiren antes de los 63. El proyecto de ley estaría listo para presentarse en junio de 2019.
Pero los planes suscitaron reticencia de los sindicatos y de los partidos de izquierda, a pesar de que la reforma de las pensiones fue una de las promesas de campaña del Presidente Emmanuel Macron. La respuesta fue una movilización social que el jueves pasado ocupó las calles de las principales ciudades y afectó a la economía y a los sectores estratégicos como los transportes paralizados por una huelga que podría prolongarse en los próximos días. El presidente Macron, afectado por la revuelta de los chalecos amarillos hace un año, tendrá que buscar una respuesta a la crisis sin renunciar a su proyecto central.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.