EEUU no bajará tasas de interés en los próximos meses

El dinero en Estados Unidos no será más barato en los próximos meses, según las actas de las reuniones en su banco central, la Reserva Federal,comúnmente  llamada la “Fed”. Las actas contienen acuerdos de miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Fed, en reuniones celebradas entre el 29 y el 30 de octubre, atendiendo a que la mayoría de los banqueros centrales tomó su decisión por la ralentización de la inflación, algo que podría acabar afectando a las expectativas económicas.

La Fed es una agencia gubernamental, que funciona como en donde participan los gobernadores los 12 Bancos de la Reserva de todo el país, lo que les permite el conocimiento completo de cómo marcha la economía en toda la Unión Americana. Está encargada de custodiar parte de las reservas de los bancos miembros estadounidenses: los federales, y los estatales asociados voluntariamente.

En octubre, el banco central presidido por Jerome Powell decidió rebajar los tipos de interés, por tercera vez en 2019, hasta un rango situado entre el 1,5% y el 1,75%. Pese a esta reducción del precio del dinero, la mayoría de los miembros del FOMC consideraron que las perspectivas económicas eran “positivas”, aunque también destacaron las debilidades persistentes en el sector manufacturero, afectado por las tensiones comerciales, la huelga de General Motors y los problemas de Boeing con el 737 MAX 8. “La debilidad en la economía global, la percepción de riesgos a la baja y las escasas presiones inflacionistas fueron citadas como factores que estaban alineado el riesgo de inflación a la baja”, se asegura en las actas.

Los banqueros centrales se opusieron a la rebaja en los tipos de interés, argumentando que una mayor flexibilización de la política monetaria podría animar a adoptar más riesgos y a “exacerbar” los desequilibrios en el sector financiero y se mostraron favorables a esperar, ya que la política monetaria siempre actúa con un cierto grado de desajuste.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.