fbpx
Síguenos en:
.

Opinión

Acerca de la primera mujer

Lilith es un símbolo feminista, como la primera mujer rebelde y por este motivo considerada hasta diabólica, marginada y olvidada de la versión oficial.

Publicado

en

Acerca de la primera mujer

Por Leticia Perlasca Núñez

Lilith es un símbolo feminista, como la primera mujer rebelde y por este motivo considerada hasta diabólica, marginada y olvidada de la versión oficial.
Enfrentada a la mujer convencional y sumisa, serían algunos rasgos distintivos de Lilith.
Aunque hay siempre mitos conjugados con la realidad historica, el origen de la leyenda que presenta a Lilith como primera mujer se encuentra en una interpretación rabínica de Génesis.
Antes de explicar que Yahveh dio a Adán una esposa llamada Eva, formada a partir de su costilla el texto dice: «Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; varón y mujer los creó».

Si bien hoy suele interpretarse esto como un mismo hecho explicado dos veces, otra interpretación posible, es que Dios creó en primer lugar una mujer a imagen suya, formada al mismo tiempo que Adán, y sólo más tarde creó de la costilla de Adán a Eva. La primera mujer a la que alude el génesis sería Lilith, la cual abandonó a su marido y el jardín del Edén.
Midrás sobre el libro del Génesis, recopilado en el siglo V en Palestina, señala que Eva no existía todavía en el sexto día de la Creación. Entonces Yahvéh había dispuesto que Adán diese nombre a todas las bestias, aves y otros seres vivientes.

Cuando desfilaron ante él en parejas, macho y hembra, Adán que ya era un hombre de veinte años sintió celos de su amor, y aunque copuló con cada hembra por turnos, no encontró satisfacción en el acto.
Por ello exclamó: « ¡Todas las criaturas tienen la pareja apropiada, menos yo!», y rogó al Dios que remediara esa injusticia.

Yahvéh formó entonces a Lilith, la primera mujer, del mismo modo que había formado a Adán. De la unión de Adán con esta hembra, y con otra parecida llamada Naamá, hermana de Tubalcaín, nacieron Asmodeo e innumerables demonios que todavía atormentan a la humanidad.

Lilith nunca acepto someterse a Adán, por ello, también podría considerarse a esta pareja la protagonista del primer divorcio, el cual, sería muy mal visto por el cristianismo.
Jehová habría confeccionado otra mujer para Adán, que desde inicio fuera sumisa a su marido.

Hoy en día, en medio del gran debate de la inseguridad por la que atraviesan todas las mujeres, es importante rescatar las figuras que han marcado su paso, a pesar de ser discriminadas, con el valor con que se distinguen las mujeres y la lucha permanente por salir adelante.

@PerlascaLety
FB Leticia Perlasca

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.