China y Estados Unidos investigan el autismo a través de primates

Xinhua

Un equipo de investigación conjunta de China y Estados Unidos ha logrado nuevos avances en el desarrollo de modelos de primates no humanos para la investigación del autismo, lo que allana el camino para el posible descubrimiento de medicamentos y de terapia genética para la enfermedad.

La investigación fue llevada a cabo por los institutos de Tecnología Avanzada de Shenzhen (SIAT, por sus siglas en inglés) de la Academia de Ciencias de China (ACCh), el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), la Universidad Sun Yat-Sen y la Universidad de Agricultura del Sur de China.

El autismo es un trastorno del neurodesarrollo con una base genética fuerte. Los científicos han identificado cientos de variantes genéticas asociadas con el autismo, y los investigadores en el estudio se enfocaron en un gen con una fuerte asociación llamado SHANK3.

A través del sistema de edición genética CRISPR, diseñaron monos macacos con mutaciones de SHANK3 y estos monos mostraron algunos rasgos de comportamiento y patrones de conectividad cerebral similares a los de humanos con estas condiciones.

El modelo de primate ofrecerá una base para un mayor entendimiento de los mecanismos neurobiológicos del autismo y para el desarrollo de terapéutica más transformadora, de acuerdo con el equipo de investigación.

Querétaro sancionará la pornovenganza con cárcel

Banxico no puede bajar sus tasas de interés ante constantes amenazas de aranceles: Jonathan Heath

La investigación fue publicada en la revista Nature.

De acuerdo con Zhou Huihui del SIAT, uno de los investigadores, pocos medicamentos desarrollados para el autismo usando modelos de ratones han tenido éxito en las pruebas clínicas, y se necesitan modelos animales más apropiados para simular los desórdenes del cerebro humano.

El modelo de primate se acerca al de los humanos en evolución y tiene muchas similitudes en términos de estructura y función cerebrales. Por ejemplo, el modelo de primate cuenta con una corteza cerebral prefrontal más desarrollada, lo que juega un papel importante en la toma de decisiones, atención e interacciones sociales. Los déficits en estas funciones cognitivas han sido asociados a desórdenes cerebrales, incluido el autismo, dijo Zhou.

Robert Desimone, director del Instituto McGovern para al Investigación cerebral del MIT, dijo que el modelo de primate no humano jugará un papel positivo en el entendimiento de la patología del autismo y promoverá el desarrollo y aplicación de medicamentos en el futuro.

Además de los modelos de primates para el autismo, el SIAT desarrollará modelos para otros trastornos mentales, que sirvan al desarrollo de medicamentos para trastornos mentales.

China ha intensificado la investigación en ciencia cerebral y promovido la cooperación internacional en el área. En marzo, Shenzhen estableció dos plataformas de cooperación internacional en ciencia cerebral, atrayendo a gente talentosa de alto nivel y recursos en innovación para impulsar la investigación de la ciencia cerebral.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.