fbpx
viernes, marzo 5, 2021

Mujeres veracruzanas: Resiliencia ante el dolor

El dolor es un sentimiento que comparten miles de mujeres veracruzanas, aflicción social que se siente como física a causa de la violencia sufrida, de la desigualdad, del olvido y la indiferencia; una pena que pasa de la tristeza al miedo y que finalmente se convierte en valentía, porque cuando parece que ya no queda nada sólo se tienen unas a unas otras, porque cuando parece que ya no hay esperanza para seguir sólo queda una cosa: la resiliencia.

Veracruz está lleno de relatos cotidianos de mujeres que son víctimas de la violencia machista, de mujeres que rascan la tierra con sus propias manos en cementerios clandestinos con la esperanza de encontrar a sus hijos, de mujeres que sufren día a día por el miedo de verlos morir mientras las autoridades los olvidan. Son mujeres marcadas por el dolor, pero que no se quedan con los brazos cruzados, sino que luchan diariamente para emerger de las sombras en las que por años las obligaron a estar.

La resiliencia de las veracruzanas no las convierte en mujeres invencibles o de piedra, inquebrantables ni renunciadoras a su esencia femenina , sino que les da la capacidad de ser flexibles, optimistas, de dejar a un lado el perfeccionismo, sobreponerse a los miedos y asumir los retos en una sociedad que las vulnera y las expone cotidianamente a la violencia y a la desigualdad.

SER MUJER ES TENER MIEDO

Para Aruzy Unda, vocera del colectivo feminista “Las Brujas del Mar”, las mujeres están completamente subestimadas en Veracruz pese a que son ellas quienes cargan sobre sus hombros a un estado en que el las agrupaciones que hacen las más grandes labores humanitarias están conformadas por féminas. Pero es en ese punto donde surge la resiliencia, ya que la adversidad las convierte en mujeres creativas, estudiosas, que se vuelven expertas en temas que antes desconocían, como en su caso, el feminismo y todo lo que involucra al movimiento que se pintó de violeta.

Que las violen o que las maten es el mayor miedo de las mujeres en el estado, donde la violencia de género está prácticamente normalizada a pesar de las dos alertas emitidas por La Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM). Tan sólo en 2019 Veracruz fue primer lugar con 157 feminicidios; el dolor impulsó un movimiento que ya nadie puede parar, una ola púrpura que crece al grito de “¡Ni una más!”.

“Tristemente ser mujer es tener miedo, es salir y no saber si vas a regresar, pero el día de hoy creo que ser mujer empieza a cambiar para nosotras, porque empezamos a tener apoyo y a lograr redes entre mujeres que nos hacen sentir más seguras”, es el pensamiento de Olga González Poiret, también integrante de “Las Brujas del Mar”.

SER MUJER ES LUCHAR

El olvido y la indiferencia de las autoridades son desoladores para las veracruzanas, Olga percibe que las exigencias que las mujeres demandan para sentirse seguras son ignoradas por el gobierno estatal, que les dice en la cara “no exageren” cuando de feminicidios se trata. Pero ellas no quitan el dedo del renglón, son resilientes, saben que el respaldo a sus derechos es inminente y que está más cerca que nunca.

Asesinan a joven en Boca del Río; tenía 16 años
Marchan en el mundo en el Día Internacional de la Mujer

En Veracruz ser mujer significa también tener el poder de lucha para sacar adelante a la familia, como día a día lo hace Cora de Jesús Rodríguez, madre de Rosendo, un joven de 15 años de edad, paciente de leucemia. Como ella existen cientos de veracruzanas que se convierten en el pilar de su gente y que buscan mantener estable la salud de sus hijos por todos los medios posibles, pese a toparse con un sistema que no les brinda facilidades.

La resiliencia está más presente que nunca en mujeres que son madres de niños que tienen pocas esperanzas de vivir, mujeres de distintos lugares y diversas condiciones que al conocerse forman todas una familia que se apoya y que lucha en conjunto para derribar la desigualdad que sufren al exigir atención médica para sus hijos, sinónimos de fortaleza, lo único capaz de mantenerlas en pie de lucha, aunque por dentro el dolor las consuma.

“Nosotros hemos aprendido a no llorar delante de nuestros hijos, cuando empecé todo esto un psicólogo nos dijo que lloráramos lo que teníamos que llorar, que gritáramos, porque después de esto esas lágrimas se iban a convertir en fortaleza y después de esto, yo, Cora de Jesús, me he vuelto una mujer fuerte, guerrera, no sólo para mi hijo Rosendo, busco la igualdad para todos esos niños que necesitan de nosotros”, expresó.

ABANDONADAS AL SUPLICIO

La delincuencia organizada termina de hundir los clavos en las manos de las veracruzanas, 277 de ellas desaparecieron en 2019 y 89 fueron secuestradas, en la mayoría de los casos no regresaron a casa. Testimonios del Colectivo Solecito de Veracruz aseguran que sus familiares no las buscan y que incluso no denunciaron su desaparición.

Una vez más la sororidad emerge, las mujeres se organizan en grupos para buscar a sus compañeras, amigas y familiares; se apoyan entre sí para buscar a sus hijos en fosas clandestinas como Colinas de Santa Fe o Arbolillo, un trabajo que los hombres no quieren hacer, pero que sí realizan féminas como Martha Elba Jiménez Jiménez, quien no ve a su hijo Óscar, declarado como desaparecido, desde el 7 de enero de 2013.

“Ser mujer en Veracruz es algo muy doloroso, cuando una madre llega a pasar por este dolor lo primero que piensa es ‘yo sé que mi hijo no fue el primero pero sí desearía que mi hijo hubiera sido el último’, que toda la sociedad que la palabra desaparecido existe, te cambia por completo la vida, porque empiezas a vivir con miedo, empiezas a sentir que hay impunidad, que no tienes nada, que no tienes el apoyo de una autoridad, que como mujer te enfrentas a un monstruo de mil cabezas, lo que nosotras vivimos aquí en el estado es un cáncer moral, ya esto se tiene que acabar, es lo que pedimos como mujeres, no más violaciones, no más asesinatos”, manifestó Martha Elba.

Flor Suárez, parte del Colectivo Solecito, es otra veracruzana a la que la violencia le arrebató a su hijo Daniel Suárez, desaparecido el 14 de diciembre de 2014. Su realidad, como la de muchas mujeres en el estado, es buscarlo sola, pues los hombres no las acompañan en esta tarea. Aun en la desgracia se siguen enfrentando a la desigualdad.

Mujeres veracruzanas: Resiliencia ante el dolor

“Yo creo que somos fuertes y que nuestros hijos se tienen que sentir orgullosos de nosotros”, expresó.

UN MUNDO QUE ES DE ELLAS

Al igual que Aruzy, Olga, Cora, Martha Elba y Flor, miles de veracruzanas son dueñas de historias de vida que inspiran fortalezas y esperanza. La adversidad las transformó en mujeres resilientes que le hacen frente a la realidad en un estado que las lacera y menosprecia sólo por su género, porque la sociedad las sigue considerando el “sexo débil” aunque lo endeble sea lo que menos las caracteriza.

Hoy las mujeres se agrupan en contingentes que luchan cada uno por una causa, como Aruzy y Olga en “Las Brujas del Mar”, en una pelea contra el machismo y la violencia de género, por el empoderamiento de la mujer; como Martha Elba y Flor en el Colectivo Solecito ensuciando sus ropas y manos al escarbar el suelo con la fe intacta por encontrar a sus hijos; como Cora al frente de decenas de madres que claman por la salud de sus niños con cáncer.

Lastimadas durante tantos años hoy alzan la voz pidiendo justicia, que se les devuelva el papel como protagonistas de un mundo que no es nada sin ellas, un derecho que les fue arrebatado. En Veracruz la resiliencia se sobrepone al dolor, la resiliencia tiene cara de mujer.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.

Recibe las últimas noticias en tu correo:

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado

Rescatan a 5 personas en yate varado cerca de la isla Salmedina

Elementos de la Marina rescataron a 5 personas que se encontraban a bordo de un yate en inmediaciones de la isla Salmedina; están fuera de peligro, reportó la corporación

Mujeres del PT piden precandidatos sin fama de “golpeadores”

En rueda de prensa, las mujeres petistas cargaban una lona con la imagen de Marcos Isleño Andrade, precandidato del PVEM a la alcaldía de Medellín de Bravo, así como notas periodísticas donde se le acusaba de supuestamente haber agredido a golpes a su novia, hace algunos años.

Aumento en casos de Covid dispara la demanda de oxígeno en Veracruz

A diferencia de la crisis que el Covid-19 ha provocado en otros sectores, la empresa Oxígeno 21 ha registrado un crecimiento del 100 por ciento, en las llamadas que reciben para poder adquirir el oxígeno médico.