sábado, diciembre 3, 2022
InicioVeracruzEstatalA cien años de la Lucha Inquilinaria, continúa la demanda por una...

A cien años de la Lucha Inquilinaria, continúa la demanda por una vivienda digna 

A cien años de la Lucha Inquilinaria (1992) en el puerto de Veracruz, continúan vigente su principal demanda: el derecho a una vivienda digna.  

Esa fue la conclusión de académicos, activistas y defensores de derechos humanos, durante una mesa de diálogo realizada como parte de la Jornada por los 100 años de la Lucha Inquilinaria, organizada por la Red Mexicana de Estudios de los Movimientos Sociales.  

María Teresa Carbajal Vázquez, representante del Barzón de Resistencia Civil A.C, explicó que, lamentablemente, la situación actual se presenta igual de adversa para los mexicanos que aspiran a tener una casa propia que en los tiempos de Herón Proal, dirigente del Movimiento Inquilinario, pues el 56.90 por ciento de las viviendas en el país, que equivalen a 20 millones de hogares, tienen una deuda, principalmente hipotecaria.  

Carbajal apuntó que quienes desean solicitar un crédito para tener acceso a una vivienda se enfrentan a una banca usurera que te llega a cobrar hasta en el 500, 800 por ciento el valor de una vivienda.  

“Vivimos una cadena perpetua por pagar una deuda por seguir el sueño de tener casa propia, terminamos empeñando hasta el alma”.  

Señaló que la situación se ha dificultado aún más, a partir del 2017, que las medidas de deudas se pasaron a UMA´s en vez de salarios mínimos, lo que hace que las deudas se vuelvan impagables para los trabajadores.  

Añadió que las instituciones del país que deberían promover el derecho a una vivienda digna no cumplen con su función.  

Y destacó el caso del Infonavit, que prefiere rematar las viviendas a inmobiliarias, que diseñar un mecanismo que permita a los trabajadores que se han quedado desempleados, recuperar sus viviendas.  

“¿Cuáles son las razones por las cuales un trabajador deja de pagar la deuda sobre su casa? es por motivos económicos, como la pérdida del empleo, no obstante, en caso de no poder pagar, las instituciones públicas “prefieren vender las casas a Inmobiliarias, a coyotes, que darle la oportunidad al trabajador de readquirir su vivienda. Sin duda nos encontramos en un momento en que el derecho a la vivienda sigue siendo un reto, un ideal, por el que todos debemos seguir viviendo”.  

Pioneras del feminismo: mujeres en la lucha inquilinaria 

En su intervención, la investigadora de la Facultad de Sociología María de los Angeles Muñoz, resaltó el papel estratégico que tuvieron las mujeres en la lucha inquilinaria, ya que fueron trabajadoras sexuales, amas de casa y trabajadoras del hogar, las principales promotoras de resistencia contra los arrendadores y pioneras en abrir el espacio público a las mujeres.  

La socióloga destacó la labor de trabajadoras sexuales del barrio de la Huaca, quienes el 29 de enero de 1922 fueron de las primeras en oponerse a los arrendadores de las casas que ocupaban por las cuotas excesivas que les obligaban a pagar.  

Resaltó el trabajo de la activista María Luisa Marín, cuya participación en varias ocasiones ha sido limitada a ser la “amante” de Heron Proal. 

No obstante, en realidad ella fue una apasionada militante que reunió mujeres en la Federación de Mujeres Libertarias: “Hicieron un pacto. Si algún inquilino estaba en riesgo, habría una alarma general para llamar a los demás inquilinos en su defensa. Armadas con silbatos de la policía y un sólido compromiso con la defensa social, estas mujeres, regularmente desafiaban a administradores de vivienda, la policía e inquilinos enemigos. También iban a los mercados a animar a las trabajadoras del servicio doméstico para ir a la huelga y exigir un mejor pago”. 

Te puede interesar:

Sector de la vivienda requiere un presupuesto de 12 mil mdp: Canadevi

CANADEVI realizará de manera virtual el “Mes de la Vivienda”

“María Luisa Marín es una mujer que representa a una generación de mujeres mexicanas movidas por las ideas revolucionarias y anarquistas que contribuyó a la defensa de los derechos humanos, normas de vivienda razonables y justicia económica.  

Y también fortaleció, junto con sus compañeras, la fuerza y libertad de las mujeres en la esfera pública. 

Por lo tanto, se suma a la lista de mujeres que abrieron camino e inspiran a otras mujeres, al movimiento feminista que aún sigue exigiendo el reconocimiento de la igualdad.”.  

Estoy en huelga, no pago renta 

La lucha inquilinaria, iniciada en los primeros meses de 1922, ha sido “el movimiento social más importante” de la historia de Veracruz, según describió el investigador Arturo E. García Niño, del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales de la UV, debido al impacto local y nacional que tuvo la organización de la sociedad porteña.  

“Fue el primer movimiento, hasta ese momento y lo creo hasta hoy, más importante en el puerto de Veracruz… Sigue siendo una presencia y un recuerdo muy grato para los que aún pensamos que este mundo puede cambiar para estar mejor”.  

El investigador explicó que aunque el movimiento inquilinario es “aparentemente espontáneo, pero realmente el fenómeno sintetizaba las incubadas condiciones reales de la resistencia posrevolucionaria”, en donde la crisis económica, la falta de empleos y la precariedad laboral fueron las que obligaron a la fundación del Sindicato Revolucionario de Inquilinos. 

Pues el 96 por ciento de los veracruzanos de ese entonces rentaban su hogar y no podían solventar las altas rentas que pedían los arrendadores.  

García Niño recordó a Heron Proal, principal figura dentro de este sindicato, así como la resistencia de trabajadoras sexuales, quienes en conjunto con vecinos de 100 patios de vecindad se posicionaron contra los propietarios y aparecieron por todo el puerto letreros con la consigna “estoy en huelga, no pago renta”. 

Lo que derivó en que los arrendatarios tuvieron que aceptar cobrar sólo el 2 por ciento del valor de la propiedad.  

La mesa de diálogos que forma parte de la Jornada por los 100 años de la Lucha Inquilinaria, organizada por la Red Mexicana de Estudios de los Movimientos Sociales, se realizó en el Salón Azul del área académica de Humanidades, de la Universidad Veracruzana.

Con información de AVC

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Y también en Instagram: @ElDictamen
Más noticias: AQUÍ.

Ultimas noticias