fbpx
lunes, enero 18, 2021

Zona UV Mocambo, riesgo latente para alumnas

Los comentarios de alumnas son exactamente idénticos a lo que indican los últimos resultados de mapeos de zonas inseguras en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río: la zona del Campus Mocambo de la Universidad Veracruzana es un riesgo latente para las mujeres. El miedo se percibe dentro y fuera del área estudiantil, el espacio carece de buena iluminación y la vigilancia por parte de guardias y corporaciones de seguridad es ineficiente y prácticamente nula.

Para las estudiantes la zona es insegura y los horarios de salida no ayudan mucho, pues las últimas clases terminan cerca de las nueve de la noche. El temor ya no sólo es al exterior, dentro del campus los pasillos se volvieron oscuros, sobre todo al caminar cerca del lago, ya que no existen suficientes luminarias.

“Cuando salimos muchas veces ya tarde, como a las nueve de la noche, pasas por el lago o por estas facultades, Odontología también, y falta mucho alumbrado, eso es muy peligroso”, comentó Jacqueline Arauz, estudiante de la Facultad de Pedagogía.

La vigilancia por parte de los guardias de UV es ineficiente, según la comunidad universitaria. Al entrar, ya sea por la avenida Reyes Heroles o en la puerta principal del campus, frente a conocida plaza, los vigilantes están obligados a solicitar la credencial de la institución a los alumnos, de lo contrario, deben registrarse en una libreta.

“Yo creo que debería haber más vigilancia en las entradas, en la USBI no hay guardia, puede entrar cualquier persona de allá para acá a todas las facultades”, puntualizó.

UV sancionó a 32 trabajadores por acoso y hostigamiento sexual
“Reforma Educativa no garantizará la universalidad de la educación superior en México”: Expertos

No obstante, Rosalí, estudiante de Comunicación, aseguró que es muy fácil engañar a los guardias, muchas veces se les puede mostrar cualquier plástico y ni siquiera verifican si se trata de la identificación de la universidad. De esa manera, muchas personas ajenas a la institución han podido ingresar al área.

“Podemos venir nada más con un pedacito de plástico, sin ni siquiera ser la misma credencial y pasamos, muchos de los guardias no están al pendiente de nosotros y muchos también cambian de posición, a la hora de hacerlo ocupan lapsos muy largos”, aseveró.

Por su parte, Luz expresó: “algunos guardias no están, se quedan dormidos, siento que no son los guardias que necesitamos para estar seguros dentro del campus, porque siento que pueden dejar a cualquier persona entrar con anotarse, o checan más a los alumnos que a personas extrañas”.

La avenida Reyes Heroles es también percibida con temor, el camino desde la entrada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación hacia Medicina Forense es complicado, reina la penumbra y la soledad. Al llegar a este último punto, sitio obligado para muchas jóvenes, pues ahí hay una parada de autobús, el panorama no cambia demasiado, el tiempo de espera es agobiante mientras las chicas aguardan la llegada del camión.

Zabdiel Andrade García, colegiala de Pedagogía, afirmó que hace unas semanas, al estar esperando el autobús a las afueras de Medicina Forense, poco después de las cinco de la tarde, un par de sujetos la persiguió y uno de ellos quiso tomarla del brazo, por lo que rápidamente volvió a su facultad y les contó la situación a sus amigas. Esa fue la primera vez que alguien la hostigó alrededor de la región universitaria, sin embargo, dos veces le sucedió lo mismo en otras partes de Veracruz.

“La verdad no pensé, lo primero que me vino a la cabeza fue correr, huir, porque no había nada de gente”, comentó.

Al respecto, la Vicerrectoría no respondió con acciones eficientes para que las mujeres puedan tener un trayecto más tranquilo hacia las salidas del campus y por efecto, a paradas cercanas. Por el contrario, una de las entradas se mantiene cerrada y el espacio se ocupa como estacionamiento exclusivo del vicerrector, lo que obliga a las estudiantes a caminar más por veredas internas que por la noche se encuentran oscuras, para después tener que trasladarse por fuera hasta donde se toma, por ejemplo, el camión de la ruta Miguel Alemán. Toda el área universitaria es riesgosa, incluso las calles aledañas la Facultad de Educación Física les hace falta alumbrado.

Pese a que el vicerrector Alfonso Pérez Morales ha anunciado la instalación de cámaras en la zona, la comunidad estudiantil sigue sin ver dónde están dichos dispositivos, inclusive Luz argumentó que no tenía conocimiento de que las había. Lo anterior evidencia que la universidad no implementó protocolos de seguridad para proteger al alumnado, sobre todo, a las mujeres, que resultan más vulnerables ante la poca caución.

Alrededor, la vigilancia de parte de corporaciones de seguridad pública es nula, los estudiantes, tanto hombres como mujeres son dejados a su suerte. Cerca del lugar, los alumnos reportaron asaltos y robos, sin que hasta ahora las autoridades realizaran algo para revertir la situación.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.

Recibe las últimas noticias en tu correo:

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado

Sanitizan mil 200 unidades del transporte público en Veracruz-Boca del Río

Con la finalidad de disminuir los contagios por COVID-19, la Dirección de Transporte Público realizó la cuarta jornada de sanitización de unidades de transporte...

Rutas de transporte público desaparecen en Veracruz por pandemia

La ruta de Playa Villa del Mar ya no está operando en la ciudad de Veracruz; esto tras la crisis económica que prevalece en...

Pandemia golpea bolsillo de vendedores ambulantes en playas

-Mal tiempo ahuyenta también bañistas La pandemia del coronavirus ha pegado fuerte en la economía de vendedores informales que ofrecen sus productos y servicios en...