lunes, agosto 2, 2021

Misioneros católicos indican incremento en casos de violencia intrafamiliar

Misioneros católicos confirman incremento en casos de violencia intrafamiliar y en adicciones debido a la pandemia por Covid-19

Adicciones, entornos de violencia y miedo son algunos de los retos a los que se está enfrentando actualmente la iglesia católica durante el confinamiento derivado de la pandemia por Covid-19, confirmó el Sacerdote de la Orden de la Merced, Carlos Mauricio Jiménez Bueno, quien agregó que su labor misionera continúa pese a este entorno sanitario adverso. 

“La iglesia en esencia es misionera, si no, no sería iglesia (…) La misión continúa, ya no se hace al interior de un templo porque este es el que está cerrado por pandemia, pero la iglesia sigue viva (…) La situación de hacinamiento ha provocado también abuso del alcohol, de las drogas, con la consecuente pérdida del sentido y la agresión sexual del padre o madre a los hijos, ha sido todo un tema”. 

Reconoció que este encierro ha provocado disputas al interior de los hogares por desacuerdos, hastío, tristeza, temor, entre otros que alteran a las personas y las vuelcan agresivas, intolerantes o depresivas, y que en el peor de los casos las conducen por caminos erróneos como el de las drogas. 

Indicaron que buscan ayudar a sus creyentes

Incluso, se espera que, posterior a esta etapa se genere el “Síndrome de la cabaña” (miedo al salir al exterior), por lo cual, la tarea de la iglesia se ha redoblado para mantener la unión familiar. 

Agregó que, a pesar de las medidas restrictivas de movilidad, se han valido de las herramientas tecnológicas para llegar a todos los hogares del mundo, utilizando redes sociales como Facebook, WhatsApp, entre otras, que les facilitan la comunicación con sus hermanos y motivarlos a que vivan con paz, armonía y respeto. 

“Nosotros estamos tratando de cumplir al máximo con todas las disposiciones gubernamentales, civil y eclesiástico. Nuestros obispos están muy preocupados de que no seamos nosotros los agentes contagio, por eso cumplimos con los protocolos de distanciamiento social, pero la labor no se acaba, con panfletos, mediante redes sociales”.

Sacerdote de la Orden de la Merced, Carlos Mauricio Jiménez Bueno. Foto: Manuel Pérez

El párroco aclaró que tampoco están cerrados a acudir a algún sitio en donde haya una necesidad muy grande, como es el caso de enfermos que no cuentan con familia o enfermos terminales (exequias) siguiendo los requerimientos de asepsia, distanciamiento social y trato digno, esto como parte de su labor misionera. 

Misioneros católicos indican incremento en casos de violencia intrafamiliar

En este sentido, Fray Mauricio recordó que por este motivo la iglesia católica está organizada por sectores vicariales, en donde cada sacerdote dirige dichas circunscripciones para atender las necesidades de la gente. 

No obstante, explicó que, en muchos de los casos han tenido que acercarse a algún domicilio tras haber escuchado lamentos, llamadas de auxilio o reportes vecinales por ambientes insostenibles. 

Te puede interesar:

IMMUVER atiende diez casos de violencia digital

Ayuntamiento registró 300 solicitudes de apoyo a mujeres por violencia y pensiones en 2020

Esto para brindar a esos ciudadanos, además de ayuda espiritual, asesoramiento psicológico, o incluso, legal, por lo que, hizo un exhorto a la población a mantener cercanías con sus respectivos templos. 

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Y también en Instagram: @ElDictamen
Más noticias AQUÍ.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado