martes, julio 27, 2021

Los Portales, más que una tradición

Aunque en la actualidad “Los Portales de Lerdo” son una cadena de bares que durante Fin de Año sirven como punto de reunión socio-política, originalmente éstos fueron creados como un centro comercial y de negocios a servicio del puerto de Veracruz.

Las edificaciones que hoy componen al complejo de hoteles, bares y restaurantes, no serían una realidad sin la insistencia de Diego de Aguilera, hombre de negocios, que en 1595 solicitó permiso para construir a un costado del hoy Palacio Municipal.
Los Portales de Lerdo se mantienen en pie desde el siglo XVIII. Su diseño consiste en un techo sostenido por columnas en forma semicircular, donde la gente podía caminar guarecida del sol. Allí se concentró gran parte de la actividad económica regional durante varios siglos.

En la época moderna con la descentralización comercial, los locatarios cambiaron de giro habilitando hoteles, restaurantes y bares. La calle adopta el nombre de “Miguel Lerdo de Tejada”, en homenaje al ilustre político mexicano, convirtiéndose así, -popularmente-, en “Los Portales de Lerdo”, lugar para socializar y disfrutar del ambiente típico jarocho en el Centro Histórico.

Se rehabilitarán centros de Salud de 26 municipios: Segob

Rinde Cirilo Vázquez primer informe de resultados

Al menos así es como lo explica el cronista veracruzano, Miguel Salvador: “debemos recordar que la fundación de la ciudad de Veracruz fue en 1519 pero ya para finales del Siglo XVI se empezó a considerar el traslado de la ciudad que en ese momento se encontraba en la Villa Rica de la Vera Cruz, en lo que hoy es la población de La Antigua”.
“Un personaje, Diego de Aguilera, pide la autorización para fundar unos portales. Una serie de construcciones junto al poder terrenal como era el caso del cabildo. Así se autoriza la fundación de los portales de la ciudad de Veracruz que van a servir para llevar a cabo las transacciones mercantiles de la incipiente población”.

Así, los portales son considerados como un lugar emblemático para la población. Pasaron de ser el centro comercial del desembarco en el puerto para convertirse en un lugar de reunión. Muestra de ello es cada Fin de Año, cuando todas las clases sociales se reúnen en este sitio para festejar, antes de ir a sus hogares para recibir el Año Nuevo.

EL DICTAMEN realizó un recorrido por la zona a horas de los festejos de Fin de Año. Se comprobó que algunos de los bares presumen su antigüedad en la zona como es el caso del Bar Regis, que se localiza en el lugar desde 1909 al igual que el Bar Prendes, aperturó un año después, en 1910.

La lista en la zona continúa con el Bar La Antigua en honor a la Villa Rica de la Vera Cruz; también se puede encontrar al Bar Flamingos del Hotel Imperial; así como el Bar Palacios del antiguo Hotel Colonial; así como los bares El Chipirón, Concha Dorada y Lerdo 69. Así como los desaparecidos La Tasca y El Chicote, que gozaron de gran fama décadas atrás.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado