sábado, agosto 13, 2022
InicioVeracruzBoca-VerLa pandemia aumentó las necesidades de la gente: padre Cecilio

La pandemia aumentó las necesidades de la gente: padre Cecilio

Debido a los efectos de la pandemia del Covid-19, las demandas de atención de la gente necesitada se han incrementado aceleradamente, en renglones de alimentación, atención médica, entre otros, al grado que algunos jefes de familia dejaron de ser proveedores porque partieron de este mundo, señaló el párroco de la iglesia Nuestra Señora de Santa Ana en Boca del Río, Cecilio Herrera Moreno. 

Indicó que esta situación se ha observado en la Casa Santa Ana, ubicada en la cabecera del municipio, en donde el otorgamiento de despensas ha crecido durante las últimas semanas, al grado que se entregaron 350 despensas, y quedaron alrededor de 100 personas pendientes “porque ya no hay dispensario”. 

Explicó que como iglesia que apoya a esta casa de ayuda humanitaria también se atienden migrantes, aunque éstos últimamente han disminuido por los retenes que existen en carreteras. 

“Como iglesia estamos en un terreno neutral, porque con frecuencia es un tema que en algunos sectores de la sociedad se polariza. Pero somos apolíticos y para nosotros tampoco hay extranjeros, todos somos ciudadanos de la patria celestial”, subrayó. 

Casa Santa Ana no es una casa de migrantes

Aclaró que Casa Santa Ana no es una casa de migrantes propiamente, es para ayudar a todos los necesitados y allí se incluyen migrantes, connacionales, personas de todas las religiones. 

Para dar una idea de las necesidades, citó que, en marzo de 2020, antes de la pandemia, se estaban entregando 120 despensas como máximo. 

Después, en los meses siguientes cuando vino el punto crítico, se llegó a rebasar la meta de mil despensas. 

Hace unos meses cuando se había reactivado un poco la situación económica, disminuyó a 350 despensas. 

Te puede interesar:

Demandas por pensión alimenticia aumentaron con la pandemia

Pero ahora con la tercera ola del coronavirus, se han incrementado nuevamente las solicitudes de ayuda. “Ya no tenemos nada en nuestro dispensario, no tenemos nada, necesitamos ayuda”, clamó el sacerdote. 

Consideró que, así como se ve el escenario, la inercia que lleva esta pandemia, no sabemos cuándo va a terminar. “Hay padres y madres de familia que están enfermos, son los proveedores, y en algunos casos ya se fueron”, lamentó. 

La pandemia aumentó las necesidades de la gente: padre Cecilio

Situaciones de este tipo, admitió, “nos parten el corazón, no nos damos abasto. Necesitamos de ustedes, de la sociedad”, insistió. 

Explicó que, por la pandemia, a la gente que acude por comida se le entrega el lonche por la ventana. “Muy crítica la situación que estamos viviendo”. 

Llamó a la sociedad a sensibilizarse, y reiteró que Casa Santa Ana está abierta la colaboración de la población, ya que allí no tienen apoyo de ningún nivel de gobierno.  

Síguenos en Twitter @ElDictamen.

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Y también en Instagram: @ElDictamen

Más noticias AQUÍ.

Ultimas noticias