sábado, junio 12, 2021

IMSS hace recomendaciones para personas con artrosis de rodilla

La gonartrosis o artrosis de la rodilla es una enfermedad articular caracterizada por degeneración, pérdida del cartílago y alteración del hueso subcondral. Esta se encuentra asociada a cambios en los tejidos blandos y puede ser causada por diversos factores; entre ellos la obesidad, debilidad muscular, enfermedad inflamatoria articular o algún evento traumático; ocasionando dolor e incomodidad en las actividades diarias.

Paul Rodríguez Galarza, jefe del Departamento Clínico de Traumatología II de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital de Especialidades No. 14 del Centro Médico Nacional (CMN) “Adolfo Ruiz Cortines”, explicó que los pacientes que padecen esta enfermedad deben tomar conciencia de la importancia y efecto de la modificación de sus hábitos; pues la reducción de peso y el ejercicio son claves para limitar el daño articular.

Señaló que en algunos casos otra alternativa es la artroplastia, la cual consiste en el reemplazo de la articulación de la rodilla, quitando el hueso que está dañado y el cartílago articular por un componente protésico que emula la función de la rodilla con la finalidad de mejorar la calidad de vida del paciente reduciendo o aliviando completamente el dolor; lo anterior de acuerdo con el nivel de desgaste, favoreciendo la movilidad de la extremidad.

Te puede interesar:

IMSS invita a sus cursos sobre declaración de la prima del seguro de riesgos de trabajo

IMSS reprogramará cirugías y consultas por crisis del Covid-19

Señaló que, de acuerdo con las guías de práctica clínica, no todos los pacientes son candidatos a someterse a una artroplastia. Es recomendable en mayores de 60 años; con un índice de masa corporal menor de 30 y evidencia radiográfica de gonartrosis grado IV y/o factores reumatoides.

Añadió el jefe del Departamento Clínico de Traumatología que como en todo procedimiento quirúrgico los riesgos siempre están presentes; sin embargo, las incidencias son muy bajas comparadas con el beneficio. Los pacientes en el posoperatorio inmediato pueden mover la rodilla; a las 24 horas pueden estar caminando con andadera según la tolerancia de su molestia; y, en un tiempo estimado de dos a tres meses, se da la recuperación total de la marcha.

Finalmente, el especialista enfatizó que el personal operativo de Traumatología adscrito al módulo de rodilla está perfectamente capacitado para realizar estos procedimientos respecto a la artrosis de rodilla. Además, recomendó a la población mantenerse en su peso ideal para evitar el desgaste articular de la rodilla, y realizar al menos 20 minutos de ejercicio diarios.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Y también en Instagram: @ElDictamen

Más noticias AQUÍ.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado