fbpx
sábado, mayo 15, 2021

Fotógrafos caen en ruina por crisis del coronavirus

Fotógrafos caen en ruina por crisis del coronavirus. A causa de la pandemia, están cerrados los  espacios de eventos sociales y mínima concurrencia de turistas.

Casi todos los participantes del comercio informal de Veracruz–Boca del Río ya tocaron fondo en el aspecto económico.

Esta dolorosa experiencia compartió el señor Rodolfo García Martínez ocupado en la toma de fotografías instantáneas, principalmente en restaurantes del centro histórico.

Quedó atrás la época de la bonanza, el esplendor turístico, flujo del dinero, sobre todo fines de semana, jornadas diarias de 10 a 12 horas que llegaron a generan ingresos de $ 4000.00, un gran contraste con la realidad actual.

El domingo reciente anterior apenas reunieron $ 80.00, apenas suficientes para el pasaje de regreso a casa.

Fotógrafos en la ruina por falta de trabajo a causa del coronavirus 

Fotógrafos en la ruina por falta de trabajo a causa del coronavirus 

La situación presenta ambiente propio de una serie de terror, con el paso de las horas crece la incertidumbre, angustia, porque las autoridades carecen de un plan sustentable, serio.

Todo lo reducen a iniciativas con sello partidista, favoreciendo a sus correligionarios, cuando el apoyo debería extenderse a la población en general.

La calamidad del momento, sanitaria y peor, económica la padecemos todos, mayor impacto negativo en quienes “van al día, viven en la informalidad“.

DE FONTANERO A FOTOGRAFO

Interesante la historia de vida del adulto joven García Martínez, en inicio de su actividad productiva ejerció el oficio de fontanero.

Fotógrafos protestan en partido de México, por periodista asesinado

Veracruz suma 22 muertos por coronavirus; positivos llegan a 250

Al dejar la soltería el suegro lo motivó hasta convencerlo del cambio. En lugar de las pinzas pasó a la cámara fotográfica recorriendo puntos de atractivo turístico, familias eufóricas por el ambiente jarocho, acompañados de grupos folclóricos o el simple deseo de llevarse un recuerdo impreso, accedían a recibir el servicio.

Con la tecnología disponible, sin moverse del local en 5, cuando mucho 10 minutos ocurría la entrega del producto.

Confiesa nuestro entrevistado el interés de buscar otras opciones de sobrevivencia, en su caso, la fontanería es una vía; sin embargo la realidad frena todo intento, la contracción tan severa de la economía bloquea cualquiera de las acciones posibles, todos los espacios aparecen saturados, existe sobreoferta generalizada.

Ni para donde moverse, urge un rescate de la clase trabajadora, apoyos económicos efectivos en tanto pasa la emergencia para que la reactivación de la cadena virtuosa  suceda en el menor tiempo posible.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado