fbpx
Síguenos en:

Boca-Ver

En 1920 Veracruz sufrió epidemia de peste bubónica

En 1920 Veracruz sufrió epidemia de peste bubónica. Por ratas infectadas que traía un buque carguero y con oportunidad informó en sus páginas El Dictamen.

Publicado

en

En 1920 Veracruz sufrió epidemia de peste bubónica

En 1920 Veracruz sufrió epidemia de peste bubónica. Por ratas infectadas que traía un buque carguero y con oportunidad informó en sus páginas El Dictamen.

Miguel Salvador Rodríguez Azueta, investigador, historiador y presidente de la Fundación Crónica de la Ciudad de Veracruz, afirma que es un hecho de que el Coronavirus se está propagando en todo el mundo y que en México ya se tienen dos casos confirmados, pero también es un hecho que tanto en nuestro país como en el estado de Veracruz hemos pasado por este tipo de epidemias y/o pandemias, como la propagación de la peste bubónica  de 1920, problema de salud del que con oportunidad informó El Dictamen.

De la investigación documental sobre este caso que realizó Rodríguez Azueta, se desprende que  días antes de la primavera de 1920, un buque procedente de Nueva Orleans, Estados Unidos,  que atracó en el Muelle 4, además de la carga oficial  también traía ratas infectadas.

El Dictamen lo informó con oportunidad

Por el temor a que la peste se propagara  a nivel nacional, el Gobierno Federal comisionó al doctor  Octaviano González Fabela, quien después de estudiar la situación tomó las siguientes drásticas medidas: Aislamiento de los enfermos.  Destrucción de las barracas  en mal estado.  Eliminación de desperdicios. Guerra a muerte  a los roedores. Protección de animales  domésticos. Relleno  de los suelos. Construcción de trampas para ratas. Vacunación.

Las peores epidemias que han azotado al mundo ocurren siempre en el año 20 de cada siglo

Descartan que pueda surgir epidemia de sarampión en México

Las medidas no fueron del agrado de la población, porque además de drásticas eran inhumanas, pues se incineraron inmuebles populares; la gente ocultaba a sus enfermos pues los sospechosos de tener el mal eran enviados a las afueras de la ciudad cerca de la Casa Mata, por donde actualmente es la ESTI 26, en la prolongación Díaz Mirón, y los enfermos declarados eran enviados a la Isla de Sacrificios.

Drásticas pero efectivas las medidas del doctor González Fabela (las que casi le cuestan la vida porque los vecinos lo querían linchar); la enfermedad retrocedió en los primeros días de julio y sólo se  registraron 35 defunciones,  en con las 361 víctimas mortales  que tuvo la ciudad de Mazatlán por la mismas causas.

La ciudad fue declarada en cuarentena, 300 soldados impedían la entrada y salida de los habitantes. En el combate a roedores  la ciudad fue inundada con trampas para éstos; incluso, se ofrecían a través de El Dictamen, 25 centavos por cada animal. En 1923, el doctor Mauro Loyo Sánchez, sustituyó al doctor González  Fabela, como jefe de la campaña contra la peste.

Por otra epidemia que azotó a Veracruz, la población buscó en la fe ayuda al problema y así  es como San Sebastián  se consideró patrono de la ciudad.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.