fbpx
Síguenos en:

Boca-Ver

Empleados de Limpia Pública en Veracruz temen más a su trabajo que al coronavirus

Fercho es uno de esos héroes anónimos que trabajan a sol y a sombra con el único superpoder de mantener limpia la ciudad.

Publicado

en

Empleados de Limpia Pública en Veracruz temen más a su trabajo que al coronavirus

Empleados de Limpia Pública en Veracruz temen más a su trabajo que al coronavirus, en medio de la contingencia contra la cepa de COVID-19.

Los trabajadores de Limpia Pública del municipio de Veracruz se enfrentan al riesgo de contagiarse al trasladarse por las calles del puerto cumpliendo con su labor de recolectar la bausa.

A Fernando Hernández Sánchez el virus es lo que menos temor le causa, sabe que en su trabajo hay otros peligros, como cortarse con algún objeto o sufrir un accidente a bordo del camión.

Temen más a su trabajo que al coronavirus pues podrían tener accidentes

Ahora que un grupo cuantioso de la población veracruzana se quedó en casa como acato a las medidas del gobierno federal para desacelerar la curva de contagios el volumen de la basura aumentó, pero son pocas las personas que se preocupan por desinfectar las bolsas o por alertar a los trabajadores si contienen algún material que pueda ocasionarles heridas.

“En mi zona son sólo dos las personas que se han preocupado por nosotros; una persona antes de darme las bolsas las saca y les rocía cloro con un espray, otra persona me puso un bote improvisado con jabón y me dijo que cada vez que yo pase le hable para que ella me saque la manguera y me lave las manos”, comentó.

Fercho, como lo nombran, empieza su turno a las dos de la tarde y recorre varias colonias de la ciudad trepado en el camión hasta las nuevo o diez de la noche.

La única medida de protección que utiliza a raíz de la llegada del coronavirus a Veracruz es un cubrebocas que le dan cada que arriba a la base de Limpia Pública.

Te puede interesar:

Gobierno desmiente a alcalde de Veracruz; no ha pedido uso de fuerza pública

Fallece en la vía pública al parecer por paro cardíaco en el Centro Histórico de Veracruz

“Yo sólo utilizo el cubrebocas, pero como sudamos no nos dura todo el trayecto, sudamos la boca, sudamos la cara, como es de tela se rompe. Al llegar a mi hogar dejo mis tenis afuera y me meto a bañar para proteger a mi familia”, expresó.

Al recoger la basura en las casas los riesgos son muchos.

Empleados de Limpia Pública en Veracruz dejan de ver a su familia para no contagiarlas

El trabajador de 36 años ya experimentó algunas veces los gajes de este oficio indispensable para la salud de los veracruzanos, principalmente cortaduras.

“Todo el trabajador que ande en un camión ya se ha cortado, ya se ha pinchado, incluso yo me he cortado con las tapitas de las latas de atún abrefácil, son las más filosas, agarras la bolsa y ya cuando sentiste ya llevas una cortada.

“Los que son menos conscientes son los que rompen botellas de vidrio, de cerveza, las meten en una bolsa y ahí las dejan, hay compañeros que se han cortado la pierna, los dedos, las manos”, relató.

Son contadas las personas que esperan a los trabajadores para decirles que hay bolsas que contienen material peligroso o que, inclusive, colocan etiquetas sobre los residuos a manera de advertencia.

Empleados de Limpia Pública en Veracruz dejan de ver a su familia para no contagiarlas

Fercho no tiene miedo de infectarse, pero sí de contagiar a su familia.

Por tal motivo decidió a su no ver a su hijo durante lo que dura la contingencia, ya que padece asma y podría tener complicaciones si contrae el Covid-19.

Los peligros para los recolectores de basura aparecen todo el tiempo.

Parece como si el coronavirus fuera el menor de sus problemas.

No les asusta, arriba del camión los riesgos son distintos, están acostumbrados a convivir con ellos a diario.

Fercho es uno de esos héroes anónimos que trabajan a sol y a sombra con el único superpoder de mantener limpia la ciudad.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.