miércoles, mayo 25, 2022
InicioVeracruzBoca-VerEl aumento en el precio de fertilizantes arriesga al abasto de alimentos:...

El aumento en el precio de fertilizantes arriesga al abasto de alimentos: Anpec

El incremento del precio del gas, aunado con la crisis del transporte marítimo de mercancías han impactado la disponibilidad y precio de los fertilizantes, lo cual pone en riesgo el abasto internacional de alimentos y eleva el costo de este insumo agrícola a precios o niveles insospechados en un corto periodo, advirtió Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec). 

Su presidente, Cuauhtémoc Rivera, consideró que esta dependencia del fertilizante químico y su precio en constante ascenso compromete la capacidad de producción de los alimentos, la cual se verá seriamente disminuida en el corto y mediano plazo, tanto en su disponibilidad como en el incremento de su costo. 

Apuntó que, en México, el precio de los fertilizantes alcanza niveles históricos. El amoniaco anhídrido, por ejemplo, que a principio de año tenía un precio del orden de 8 mil pesos toneladas hoy está en 18 mil pesos; la urea pasó del orden de 7 mil pesos a más de 14 mil; el sulfato de amonio le cuesta al productor el triple al venderse en 17 mil pesos. 

En su análisis, la ANPEC considera que esta situación no sólo afecta a los productores agrícolas, sino que impacta directamente en los precios de los alimentos de nuestra dieta diaria. 

Afecta a los productores agrícolas

De acuerdo con el monitoreo mensual de la Anpec sobre precios de productos de la canasta básica, de la segunda mitad de septiembre a la fecha, el precio de algunas verduras como la cebolla, la papa y el jitomate se ha incrementado entre 30 y 60 por ciento.  

Otros productos que no faltan en la alimentación diaria del mexicano y que siguen al alza son el frijol, que tuvo un aumento de 16.67%, así como el arroz, que subió 20%. 

En general, el incremento en el índice de precios de la canasta básica pasó de 6.7 por ciento en septiembre a 8 por ciento anual en la primera quincena de octubre pasado. 

En este escenario y ante las alertas rojas sobre cambio climático y las altas emisiones contaminantes de gases de efecto invernadero que los especialistas en el mundo están haciendo en la COP-26, incluido el compromiso de más de un centenar de países, -al que se sumó México de última hora- por detener y revertir la degradación de suelos. 

Se consideró necesario que como país pensemos en dar un giro de 180 grados a la política que se está aplicando con los programas de fertilización química y abrir el pensamiento a las soluciones más ecológicas que desde hace años expertos están planteando. 

En ese sentido, el experto en biofertilización y director de Biofábrica Siglo XXI, Marcel Morales Ibarra, expuso que el programa de fertilización que demanda el país no es el de andar regalando fertilizantes químicos. 

Te puede interesar:

El campo, segundo generador de divisas para el país

Asegura PGR 18 toneladas de fertilizante robado en Coatepec

Aun cuando este regalo se destine a pequeños productores, como los programas gubernamentales que se hacían hace 50 años. 

Remarcó que el programa de fertilización que se requiere es precisamente impulsar alternativas al uso de estos fertilizantes que se regalan y que ya han causado un gran daño al ambiente y en especial a los suelos; alternativas que desde hace décadas existen y han demostrado en el país y en el mundo su efectividad económica, productiva y ecológica.  

El aumento en el precio de fertilizantes arriesga al abasto de alimentos: Anpec

Aclaró que no se trata de satanizar a los fertilizantes, sino de hacer un uso racional y responsable de ellos, ya que solo con su disminución en combinación con biofertilizantes se puede reducir el impacto ecológico y generar beneficios económicos, socioambientales y contribuir a recuperar los suelos. 

Con el uso de biofertilizantes, los resultados que se han obtenido en el campo son contundentes: es posible reducir la fertilización química del 30 hasta 70% sin demérito de la producción, incluso registrando incremento de rendimientos que van del 10 al 40%. 

Lo que se traduce en mayor productividad y, a su vez, significa incrementos en la rentabilidad para el productor. 

Síguenos en Twitter @ElDictamen.

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Y también en Instagram: @ElDictamen

Más noticias AQUÍ.

Ultimas noticias

Contenido relacionado