jueves, agosto 5, 2021

Coronavirus: chofer de Norte Sur se queda sin trabajo

Coronavirus: chofer de Norte Sur se queda sin trabajo ya que el COVID-19 cimbró al transporte urbano en Veracruz, al grado de que algunas rutas no están operando.

La suspensión de clases y las calles semivacías a causa de la cuarentena originada por el Covid-19 dejaron a los camioneros en la lona, mermados por la falta de pasaje.

Se queda sin trabajo por la prevención al COVID-19

En seis años como chofer de la línea Norte-Sur, Christian Domínguez Iglesias nunca vio algo similar.

Coronavirus: chofer de Norte Sur deja de operar por falta de pasaje

Pese a ser uno de los sectores más criticados por la sociedad hoy el transporte urbano es uno de los más afectados por el distanciamiento social que originó el coronavirus.

Las ganancias de concesionarios y choferes se vieron disminuidas, y son los últimos quienes más sufren, ya que apenas les alcanza para poder llenar el tanque.

“La última semana ha sido fatal para todos, no creo que sólo para el transporte público, hasta para los trabajadores independientes, hay mucha gente que no sale a la calle, pasas por el mercado y está todo cerrado, qué te puedo decir, esto ya es mucho, ya no sabe uno qué hacer”, comentó Christian.

Te puede interesar:

Veracruz, segundo lugar con más feminicidios en lo que va de 2020

Coronavirus: urbanos en Veracruz dejan de operar

El conductor de la ruta Norte-Sur decidió parar su camión el sábado, pues el pasaje se redujo a más del 50 por ciento y en la última semana no logró sacar ni siquiera para el diésel, a pesar de que el costo de los combustibles tuvo una baja sustancial desde principios de marzo.

“Sí nos ayudó un poco que haya bajado el diésel, pero aun así nos sigue afectando mucho (el coronavirus). Nunca vi una cosa similar, nunca, es la primera vez que uno está pasando por esta situación y esperemos que termine muy pronto, porque está muy cabrón, muy difícil”, expresó.

A la cuarentena voluntaria realizada por un número considerable de personas de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río se suma la suspensión de clases, lo que detuvo el flujo de pasajeros estudiantes y amas de casa que acuden a dejar a sus hijos a las escuelas, un grupo cuantioso que al no salir de casa redujo los ingresos de los choferes.

“Anteriormente la cuenta era de mil 700 a dos mil pesos, echando el diésel, aparte uno entregaba a su patrón de mil 200 a mil 500, ahora ni para eso está saliendo”, compartió.

Se queda sin trabajo por la prevención al COVID-19

La situación para Christian y sus compañeros de la ruta Norte-Sur Lomas 4 no es fácil, de 75 camiones que conforman la flotilla 15 se mantienen parados ante la escasez de pasajeros.

Sin embargo, la situación podría empeorar en los próximos días, por lo que los concesionarios tienen en mente parar definitivamente la actividad.

“No estamos trabajando todo el turno completo, trabajamos dos o tres vueltas, paramos y así es como estamos”, declaró.

Mientras la contingencia continúa recurrir a préstamos y endeudarse es la única forma para Christian y demás choferes de diversas rutas de la conurbación de poder llevar el sustento a casa y que sus esposos e hijos tengan qué comer.

“Todos decimos lo mismo, que está pelada la situación y por lo que veo así va a estar todo un mes”, puntualizó.

La contingencia apenas comienza, por lo que las pérdidas para el sector transportista serán cuantiosas. Las calles desoladas en la conurbación sólo confirman lo que está por venir.

Se queda sin trabajo por la prevención al COVID-19

Síguenos en Twitter @ElDictamen.

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado