martes, agosto 9, 2022
InicioVeracruzBoca-VerComplica Regional vida a los niños con cáncer

Complica Regional vida a los niños con cáncer

Luego de perder la certificación para brindar tratamientos para el cáncer por motivos que ni sus directivos, ni la Secretaría de Salud estatal han esclarecido, el Hospital Regional de Alta Especialidad de Veracruz complica cada vez más la vida de decenas de familias.

Desde que perdiera la certificación a manos de la Secretaría de Salud federal, el nosocomio dejó de recibir recursos y medicamentos indispensables para la salud de al menos medio centenar de niños con cáncer, quienes deben, junto a sus familiares, pagar por los tratamientos o, en el mejor de los casos, recibir apoyos de organizaciones civiles.

Tal es el caso del niño Martín, a quien luego de sufrir una caída en mayo de este año le fue detectado un tumor cerebral. La protuberancia le fue extirpada, sin embargo, ha tenido que pasar por dos quimioterapias, por las cuales sus padres pagaron más de cinco mil pesos por cada una.

Como el caso de Martín existen varios más en Veracruz de menores que a pesar de estar registrados en el Seguro Popular no pueden acceder a un tratamiento gratuito debido a la falta de certificación del HRAV. La Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC) reportó que en Veracruz sólo los pacientes con leucemia tienen garantizada la atención, ya que ningún otro tipo de cáncer es cubierto por el próximamente extinto programa federal.

“Nosotros sí tenemos niños que padecen otro tipo de cáncer y no solo de leucemia , estos niños no se les está apoyando en el HAEV”, declaró en junio la expresidenta de AMANC en Veracruz, Isabel González Sicilia.

Preocupa a madres de niños con cáncer desperfecto de maquinaria en el Hospital del Niño

Grave desabasto de medicamentos para mujeres con cáncer en el HAEV

Susana Lara, presidenta vigente de AMANC Veracruz declaró que la agrupación tiene en vigilancia a 77 niños en todo el estado, de estos 23 están en activo y son apoyados con viáticos, medicamentos que no se encuentran dentro del cuadro básico del Seguro Popular, estudios de gabinete e incluso con asilo y comida en el albergue. Sin embargo, ante la falta de tratamientos subsidiados por el gobierno federal, se tiene un registro de por lo menos ocho padres de familia que no pueden pagar las quimioterapias de sus hijos, por lo que han tenido que realizar gestiones con empresas y farmacéuticas para conseguir los recursos y medicinas como el metotrexato, que es comúnmente utilizado en la aplicación de las quimioterapias.

Carencia de medicinas

No sólo la suspensión del subsidio para la realización de las quimioterapias golpea fuertemente a las familias veracruzanas, sino también la falta de medicamentos oncológicos desde hace cuatro meses, como lo reportan algunos afectados. Ante esto, los padres se han visto obligados a comprar los insumos con sus propios recursos, a pesar de, en su mayoría, sus precarias condiciones de vida.

“Los papás son los que están costeando los medicamentos, consiguiéndolos y si es un gasto muy fuerte, la situación es a nivel nacional, porque todos los AMANC del país, están reportando esa situación de falta de medicamentos y tristemente no solo es de medicina de cáncer infantil, la hay en todo tipo de medicamentos”, informó Isabel González Sicilia.

La vincristina-ciclofosfamida y citarabina son los medicamentos más comprados de manera externa, sin embargo, el desabasto también se ha presentado en las farmacias, que incluso suelen subir los precios de estos productos de 200 hasta mil 500 pesos debido a la escasez, motivo por el cual los familiares de los pacientes tienen que recurrir a buscarlos en otras ciudades.

“Tenemos un padre de familia que consigue el medicamento con otros proveedores, ciclofosfamida se llama el medicamento y nos sale en 800 pesos prácticamente desde octubre de 2018” contó Susana Ponce, madre de un niño de 16 años con cáncer infantil, a La Silla Rota, en el mes de julio.

Aparatos descompuestos

Por si fuera poco, apenas esta semana algunos padres, encabezados por Cora de Jesús Rodríguez manifestaron que las quimioterapias se suspendieron de manera definitiva en el HRAV debido a que la Campana de Flujo Laminar, aparato con el que se prepara el medicamento, sufrió un desperfecto que retrasará al menos una semana la aplicación de los tratamientos y que ha sembrado el miedo en las familias de que los menores puedan tener una recaída.

“El equipo ya no funcionaba correctamente, nos contaminaba a nuestros niños, a los médicos, enfermeras y a nosotros los familiares. Se llama campana de fluidos tipo 3 citotoxica que ya se descompuso y no hay remedio, no se puede componer”, explicó la madre.

Hasta el momento no se ha tenido conocimiento de las acciones que la directiva del Hospital Regional de Alta Especialidad esté haciendo para lograr la reactivación de la certificación de la Cédula de Evaluación para la Acreditación del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos Cáncer en menores de 18 años, con la cual se atendía todo tipo de medicación contra el cáncer desde el año 2008.

AMANC detalló que esta misma semana la campana estaría en funciones.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.

Ultimas noticias