jueves, julio 29, 2021

Arroceros denuncian que la SADER no entrega los apoyos al campo

Arroceros denuncian que la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) no ha entregado los apoyos al campo

Una gran contradicción se vive en la política dedicada al campo, por un lado, el presidente Andrés Manuel López Obrador desde el arranque de la actual administración federal anunció el compromiso de impulsar programas en beneficio de hombres y mujeres ocupados en el cultivo del campo que llevara a la satisfacción del anhelo de siempre: regresar a la autosuficiencia alimentaria y hasta disponer de excedentes para su comercialización en el extranjero.  

La realidad es diametralmente opuesta, cuando la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER)  tiene paralizados los apoyos.  

Se perdieron los esquemas de incentivos tendientes a elevar índices de productividad, apertura de espacios a miles de manos de jóvenes ahora ociosos o sus aprovechados, declaró el ingeniero Pedro Alejandro Díaz Hartz , presidente del Consejo Nacional de Productores de Arroz. 

El ingeniero Pedro Alejandro Díaz Hartz , presidente del Consejo Nacional de Productores de Arroz. Foto: Alina Krauss

Aunado a lo anterior, crece el malestar de la gente del medio rural con señales de descapitalización. A estas alturas, luego de 2 años de ayuno, padecen crisis económica como nunca, vamos, ni siquiera en los peores momentos de inestabilidad de anteriores gobiernos llegaron a los niveles del presente, situación complicada con el retraso en pago de precios de garantía.  

Te puede interesar:

El campo, segundo generador de divisas para el país

Glifosato no daña producción del campo: fabricantes de agroquímicos

En el caso específico de los arroceros, las entregas correspondientes a las siembras del ciclo primavera-verano, cosechadas en octubre, noviembre y diciembre, sus liquidaciones estaban programadas, en enero, a más tardar febrero.  

Estamos a punto de finalizar el primer semestre y siguen esperando el dinero. Falta mejor coordinación y cumplimiento de los plazos fijados. 

La inflación se come utilidades  

Ahora bien, abundó el entrevistado, la cotización vigente del cereal a razón de $ 6120 .00 la tonelada resulta insuficiente. 

Por lo tanto, anticipó la solicitud de incremento para fijarla en $ 6500-00 y tiene sustento la propuesta, si consideramos, el índice de inflación varía entre el 6 y 7 %, cuyo efecto se refleja en encarecimiento de insumos de la importancia de fertilizantes – principalmente – urea -, herbicidas, fungicidas, transporte por alza en combustibles.  

Cargas excesivas a punto de quedar fuera de control que amenazan con dejar en cero el margen de utilidades destinado a quienes trabajan la parcela. 

Reducción de superficies arroceras  

A fin de ilustrar mejor el panorama prevaleciente, Díaz Hartz hizo referencia a la región de Piedras Negras, municipio de Tlalixcoyan. En los años 80 s cultivaban hasta 15 000 hectáreas, un gran contraste con imágenes del presente que registraban poco tiempo atrás 800, 1200 hectáreas y, hoy, en este momento la cifra cayó a 300 hectáreas. Desolador ambiente, consecuencia de falta de garantías al productor.  

El dueño de la parcela prefiere la caña de azúcar, la malanga al comprobar que reporta mayor rentabilidad.  

Por último, ante las dificultades descritas, el dirigente cuenqueño descartó la reapertura de operaciones del molino de arroz de Piedra Negras, Tlalixcoyan en el año en curso.  

Estiman la recepción de cosechas del ciclo primavera-verano del 2022 y empezar la maquila en octubre, noviembre con las primeras 2000 a 3000 toneladas; sin embargo, la capacidad instalada puede multiplicarse por 5 de esa referencia. 

Síguenos en Twitter @ElDictamen.

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Y también en Instagram: @ElDictamen

Más noticias AQUÍ.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado