fbpx
Síguenos en:

Boca-Ver

Alejandro Vignola: Vivir por y para el cine

A sus 29 años se dedica a la realización de proyectos audiovisuales, una actividad de la que cualquiera pensaría es difícil vivir en un estado como Veracruz.

Publicado

en

Alejandro Vignola: Vivir por y para el cine

Alejandro Vignola.- Adentrarse en el mundo de la cinematografía fue algo que Alejandro Vignola supo que quería hacer desde antes de estudiar una carrera universitaria.

A sus 29 años se dedica a la realización de proyectos audiovisuales, una actividad de la que cualquiera pensaría es difícil vivir en un estado como Veracruz.

La motivación de sus maestros y compañeros de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana lo llevaron a tomar la decisión de vivir únicamente para realizar producciones visuales y en una de esas, dar el brinco al cine.

Kobe Bryant ganó un Oscar por su cortometraje animado

Proyectarán 80 largometrajes durante el Festival de Cine de Veracruz

“Yo me dedico cien por ciento a esto, tengo mi productora, obviamente hacer cine es complicado si quieres vivir de esto, entonces lo que yo hace como segunda alternativa para capitalizarme es hacer publicidad, o sea, trabajar con marcas, hacer vídeos corporativos”, comentó.

En medio de su carrera universitaria como comunicador, Alejandro comenzó como lo hace todo joven, casi jugando.

Exploró con cámaras hasta saber cuál era la correcta para iniciar sus primeros proyectos, una Canon T3i que aún guarda con cariño y que utiliza algunas veces.

Con pocos recursos y aprendiendo trucos para manejar su equipo llevó a cabo su primer cortometraje “No entiendo por qué”.

Una historia que hace referencia al origen del bullying que está a punto de cumplir un millón de reproducciones.

Alejandro Vignola: Vivir por y para el cine

Alejandro Vignola: Vivir por y para el cine / FOTO: Agencias

“Yo siempre conté con el apoyo de mi familia y eso es algo que tengo que reconocer, hasta la fecha sigo contando con su apoyo”.

“Yo creo que uno tiene que tener claro cuál es su sueño, cuál es su pasión y de ahí buscar los medios para llevarlo a cabo, no importa la edad que tengas”.

Alejandro Vignola no se conformó, ya que mientras estudiaba sólo los sábados trabajaba el resto de la semana para trabajar y poco a poco comprar equipo con miras a realizar más cortometrajes.

En su formación profesional cineastas como Martin Scorsese, Terrence Malik y Steven Spielberg son sus más grandes ejemplos a seguir.

Por lo que no es difícil adivinar su inclinación hacia el cine de la vieja escuela.

Tampoco rechaza la nueva ola de películas caracterizadas por guiones complejos que juegan con la mente del espectador, como el Joker o la recién ganador del Oscar, Parásitos.

Su último cortometraje fue “Veracruz, la historia no escrita”, filmado en el Café Los Portales en el puerto jarocho.

En el cual dos meseros revelan uno de los pasajes mejor guardados del aclamado compositor Agustín Lara “El Flaco de Oro”.

“Tuvimos la oportunidad de cerrar la calle Independencia, meter carros de época, contar con un buen número de extras”.

“Entonces a pesar de que es un cortometraje y que la ficción dura seis minutos fue una gran experiencia, fue mucho aprendizaje y creo que el producto quedó a la altura de lo que nosotros estábamos esperando hacer”, compartió.

Alejandro Vignola: Vivir por y para el cine

Para Alejandro Vignola el siguiente paso es realizar su ópera prima en cuestión de largometrajes, para lo cual ya se prepara.

Pretende emular a Alejandro González Iñárritu, quien realizó su primera obra en cine a los 32 años con la película “Amores Perros”.

“El cine es un medio muy militar, hay mucho rigor, hay mucha disciplina y muchas veces no estamos acostumbrados a eso, creo que en Veracruz hay ganas”, finalizó.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.