fbpx
sábado, abril 17, 2021

Pandemia aumenta embarazos de adolescentes en México

Entre el 2020 y el 2021, se registrarán más de 22 mil embarazos entre adolescentes, entre los 10 y 19 años, según el Consejo Nacional de Población (Conapo).

De acuerdo al Consejo Nacional de Población (Conapo), durante la pandemia en México, se ha visto un aumento grave en los embarazos adolescentes, entre personas de 15 y 19 años, que pueden ser considerados como no deseados.

Por ello, durante el “Día Internacional de la Mujer”, no hay mucho que celebrar, ante el aumento de violencia en contra de las féminas, sobre todo la que se ha agravado al interior de los hogares, tras el confinamiento en casa, donde muchas adolescentes están siendo violentadas física y sexualmente, porque viven con su agresor, dijo la Maestra en Salud Pública, Carolina Gómez Vinales.

“Hubo una conferencia del Consejo Nacional de Población, donde alertaba sobre este problema de una manera interesante, relacionándolo con el covid-19 y el confinamiento de las personas en sus casas; y estaban proyectando que entre el 2020 y el 2021, se registrarán más de 22 mil embarazos entre adolescentes”, comentó.

Maestra en Salud Pública, Carolina Gómez Vinales.

La especialista y consultora en Salud Pública en el país, Gómez Vinales, aseguró que normalmente consideramos que las niñas y niños son adolescentes, a partir de los 10 hasta los 19 años.

Citó que la secretaria nacional del Consejo Nacional de Población, Gabriela Rodríguez, detalló que esta proyección elevada de embarazos en adolescentes para el 2021, se debe a que la población en general, debe de permanecer en casa y en muchas de ellas, las menores de edad, no están seguras.

Agregó que se trata de un tema muy lastimoso y muy delicado, que muchas adolescentes estén sufriendo de abuso sexual, durante la pandemia.

Una de cada tres mujeres ha sufrido violencia

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos una de cada tres mujeres ha sufrido de violencia física o sexual, por parte de su pareja, en algún momento de su vida.

“Se trata de una tasa muy alta, estamos hablando de una de cada tres, es una tasa muy alta y un problema muy severo, y también en México al día se comenten once feminicidios, once mujeres mueren al día en México, y normalmente las agresiones vienen de una pareja o de alguien cercano a ellas”, comentó.

Destacó que el embarazo de adolescentes, no debería ser un problema, si los padres tuvieran más atención en sus hijas.

Te puede interesar:

Día de la Mujer: resguardan monumentos en la Ciudad de México

Feministas: deben asegurar la participación de las mujeres a la vida política

“Me llamó mucho que la atención que el estado de Veracruz ocupara el segundo lugar a nivel nacional; lamentablemente en ciudades obviamente de carácter urbano, la capital encabezaba la lista y también lugares como Jáltipan, que son más al Sur y con condiciones sociales y geográficas diferentes a Xalapa”, comentó.

Las jóvenes arriesgan su vida

Lo preocupante es que estas jóvenes que deciden tener a su bebé, ponen en riesgo su vida; y lamentablemente pueden pasar al registro de mortalidad materna, porque su cuerpo no está preparado para ser madre.

“Hemos hablado de muerte y enfermedad, todo el 2020, y se han pospuesto todas las atenciones y las situaciones preventivas para la salud, yo creo que ya es momento de empezar a pensar en salud, empecemos a pensar en salud; y digamos que los embarazos son una situación individual para las mujeres, pero en el caso de las adolescentes no debería ser una decisión personal. Debemos empezar a voltear a ver a nuestras hijas y ofrecerles los servicios preventivos médicos, de salud sexual y reproductiva y evitémosles, deprimento de su nivel de escolaridad; rezago social, lo que hace un embarazo en una niña, es aumentar las brechas que hay tanto económicas como sociales en general”, comentó.

Te puede interesar:

Veracruz continúa en segundo lugar de feminicidios en todo el país

Feminicidio Mariana: vinculan a proceso a su presunto agresor

Como madre de una menor de edad, es muy preocupante que una niña exponga su salud, por tener un embarazo inesperado.

No se trata de un asunto de salud pública, también es una condición sociológica, que durante este confinamiento por la pandemia, las niñas han tenido que pedir apoyo y auxilio, porque viven en la misma casa que su agresor físico.

Destacó que los embarazos en adolescentes, es una mezcla de culturalidad y un fuerte rezago educativo y social, pero sobre todo atavismo culturales y religiosos que tienen muchas familias en México y Latinoamérica, donde hay muchas comunidades rurales que no tienen acceso a la prevención reproductiva, como métodos anticonceptivos y por otro lado, existen condiciones económicas y sociales, que impiden que acudan a un médico y puedan hablar de manera abierta del tema sexual.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Y también en Instagram: @ElDictamen
Más noticias AQUÍ.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado