miércoles, septiembre 28, 2022
InicioVeracruzBoca-VerObligan a turista de Tabasco a pagar multa de parquímetros

Obligan a turista de Tabasco a pagar multa de parquímetros

Diana Esmeralda Cortes Montes, es una joven mujer cabeza de familia, quien llegó el pasado fin de semana a la ciudad de Veracruz, para realizar algunas actividades de comercio y apechó, para junto con sus hijos y su madre turistear en la zona del malecón, sin saber que sería una víctima más de la pésima atención de los empleados de la empresa de ZEUS.

Diana Esmeralda es originaria y vive en el estado de Tabasco, desde donde se desplazó a este puerto, en donde el día sábado al visitar la zona del Centro, decidido estacionarse en la calle Aquiles Serdán casi esquina avenida Xicoténcatl, justo detrás del hotel Emporio.

Protestan organizaciones civiles contra parquímetros

Parquímetros 11 años de abusos

La agraviada explicó que luego de estacionar su auto Nissan Versa, buscó la máquina y a la 1:53, pagó el parquímetro por dos horas, como lo marca su recibo impreso, donde claramente se ve que el vencimiento es a la 3:53 de la tarde, para luego dejarlo a la vista, como se indica, aunque por desconocimiento lo dejó por encima del parabrisas.

“Sí, lo deje a la vista, estaba encima del parabrisas, puedes entrevistar al lava coches, un señor mayor de edad que está en unos baños, ahí en la esquina, el vio y sabe que no miento, yo llegué al coche a las 3:45 y ella puso la multa a las 3:25”, explicó.

Y es que para su sorpresa, cuando regresó antes de que venciera su plazo y que le pudieran poner el candado; el inmovilizador ya estaba colocado y la multa elaborada por la trabajadora de Zeus, Yilma I. Coitiño Juárez, la había hechos según se marca a las 3:25.

Tratando de hacen valer su recibo, le pidió a la empleada que observara el ticket y que le retirara el inmovilizador, y a pesar de que en varias ocasiones le pidió que llamara a su superior e incluso llamó a la supuesta línea de atención, nunca le hicieron caso, pero no solo fue ella, el resto de los empleados, tampoco se responsabilizaron de la equivocación.

“Yo pague el parquímetro y eso no valió, me llevó la agente caminando 3 cuadras a pagar, le pedí hablar con su jefe o supervisor y me negó ese derecho; la mujer que está en finanzas o donde se paga la multa también me lo negó”, aseveró.

La turista pidió empatía a la empleada, pues su madre no podía mover, ya que tiene las dos rodillas operadas por desgaste.

“Ni viendo mis placas de discapacitado respeto y el señor lava coches le dijo, oye el parquímetro no vence aún, ahí dejaron el papel, y le dijo que le valía y me dejó mi multón; mi mamá ahí se quedó sentada en la banqueta con mis niños, en el sol”, explicó.

Recalcó que además del pago, la atención es muy tardada y tediosa, además del maltrato de los empleados, pues incluso en su presencia observó cómo multaban a más turistas.

A pesar de esta mala experiencia como turista, aseveró que la zona conurbada le gustó a sus hijos y a ella, por lo que estaría dispuesta a regresar y hasta radicar aquí, pues a pesar de todo la gente la apoyó y en lo que pudieron le brindaron auxilio.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

Ultimas noticias