viernes, diciembre 3, 2021
InicioNacionalLogrando el rescate de frutos criollos desde el consumo informado

Logrando el rescate de frutos criollos desde el consumo informado

Por Andrés de Jesús Palacios Sarabia

México es un país rico en gastronomía con platillos muy representativos que cargan parte de nuestra historia. Estoy seguro de que has escuchado del chile en nogada característico de Puebla. Pero, ¿sabías que este platillo existe gracias a los frutos criollos que se cultivan en la región y que no podría ser lo mismo sin estos? Sin embargo, uno de los grandes problemas en el campo es la falta de mercados para colocar sus cosechas provocando que los productores dejen de cultivar frutos criollos o incluso abandonen los campos.

Guardianes de Saberes y Sabores es un proyecto en el que, entre cocineras tradicionales y productores, decidieron crear una cooperativa que funciona como puente entre restaurantes y campesinos. Trabaja en dos vías: promueven los frutos ante los consumidores para que haya demanda y para que las cosechas de los campesinos sean pagadas a un precio justo. Por otro lado, colaboran con los productores promoviendo que tengan un mercado en dónde colocar sus cosechas y buscan apoyos para que les den las plántulas, injertos o lo que requieran.

Jessica Andrade Cruz es una persona que busca cambiar el entorno inmediato en el que se encuentra. Es Mercadóloga y empezó hace 10 años a trabajar en proyectos culturales y sociales con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de su comunidad. Se dedica a hacer proyectos que rescatan los saberes de las entidades en donde trabaja.

En las regiones en las faldas de los volcanes se cultivan frutos criollos como la manzana panochera, la pera lechera, el durazno criollo, la nuez de castilla y la pera mota. El proyecto surgió cuando, conversando con un grupo de campesinos, le dijeron a Jessica que se deshicieron de todos los árboles de esos frutos porque no representaban un valor económico para ellos.

A partir de esto, comenzaron a promover con restaurantes y chefs la importancia de estos frutos para crear auténticos platillos tradicionales, además de muchas conferencias, pláticas y recorridos con el objetivo de fomentar su consumo.

Te puede interesar:

Urge infraestructura hidráulica para competir en importación de maíz a nivel internacional

Funcionan como el enlace entre el restaurantero que ya está convencido del valor de los frutos criollos y los productores que lo cultivan. Como un resultado de esta labor, lograron que se vayan a sembrar 500 árboles de pera mota, una fruta de la que antes, si había diez árboles, era demasiado. Más de 100 familias se han beneficiado de esta cooperación.

Guardianes de Saberes y Sabores fue seleccionado dentro de Active Citizens, un programa de liderazgo social que promueve el diálogo intercultural y desarrollo social en manos de la misma comunidad. Este programa impulsado por el British Council conecta a personas alrededor del mundo que comparten la visión de hacer una sociedad más justa e inclusiva.

Logrando el rescate de frutos criollos desde el consumo informado

Jessica Andrade nos compartió lo siguiente respecto al proyecto: “Se empieza a desarrollar un sentido de pertenencia al productor en donde se sienten orgullosos de lo que hacen y ofrecen, y por el otro lado, el consumidor se convierte en un consumidor informado que ya sabe que un chile en nogada no es cualquier chile”.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Y también en Instagram: @ElDictamen

Más noticias AQUÍ.

Ultimas noticias

Contenido relacionado