lunes, diciembre 5, 2022
InicioNacionalLa terrorífica historia de la Isla de Sacrificios

La terrorífica historia de la Isla de Sacrificios

Por: Rosalía Uribe

La Isla de Sacrificios es prácticamente un ícono del puerto de Veracruz. Ubicada en el golfo de México, su figura se puede ver desde la orilla de las playa o en un paseo en auto. Su acceso está restringido al público, principalmente porque forma parte del Parque Marino Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano, por lo que no muchos han tenido la oportunidad de visitarla.

Todos los habitantes del puerto la identifican, sin embargo, muy pocos conocen la historia de esta isla tan significativa para los jarochos. Su nombre da indicios de una historia que no se ha contado lo suficiente.

La Isla de Sacrificios fue descubierta en 1518 por Juan de Grijalva, un descubridor y conquistador español. De acuerdo con la historia, fue el 17 de junio que Grijalva y el resto de sus compañeros de expedición se encontraban navegando cuando vieron la figura de la isla. Decidieron bajar e investigar, intrigados por el humo que se veía a lo lejos.

En el lugar encontraron casas hechas de cal y en cada una de estas unos altares. Pero no solo eso, ante ellos se encontraban cinco indios sacrificados de esa misma noche. Los cuerpos de estos tenían el pecho abierto, y los brazos y muslos cortados. Dicha imagen causó un gran impacto en los españoles, quienes quedaron horrorizados ante la sangrienta escena que estaba ante ellos, y decidieron nombrar el lugar como Isla de Sacrificios. Esto puede encontrarse en las crónicas escritas por Bernal Díaz del Castillo, uno de los exploradores que participaron en la expedición.

¿Conoces las leyendas de Veracruz?

Reino Mágico ¿El lugar más embrujado de Veracruz?

Pero ¿Cuánta verdad existe en la historia de estos supuestos sacrificios? De acuerdo Ricardo Cañas Montalvo, director del Museo de la Ciudad de Veracruz, investigaciones recientes apuntan que no eran sacrificios como tal los que se realizaban en la isla, sino ritos funerarios. Por ello, la isla es en realidad un cementerio prehispánico donde las culturas adoraban a la diosa Chalchiuhtlicue, pareja de Tláloc, y a Quetzalcóatl.

Lo que queda claro es que la isla fue utilizada por la cultura totonaca para efectuar adoraciones y ceremonias, dejando como prueba de ello los entierros y basamentos piramidales que se han encontrado y documentado.

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

Con información de 

Ultimas noticias