fbpx
Sunday, May 9, 2021

Historias de conservación: tlacuaches

Existe un pequeño animalito en México del cual se cuenta que les robó el fuego a los dioses para entregárselo a los humanos, acercó su cola al fuego para transportarlo con su extremidad, es por ello por lo que hoy se le puede ver sin pelo en su colita.

El tlacuache, como mejor se le conoce en México, también llamado Zarigüeya o Rabo pelado, es un pequeño mamífero que habita ampliamente en nuestro país; se le encuentra casi en todos los ecosistemas y habita desde Norte América hasta América del Sur.

Este pequeño es nativo de México y existen ocho especies distintas, así es, ocho, no hay uno solo, viene con toda su pandilla. Erróneamente se le ha mencionado como el único marsupial en México cuando en realidad son ochos especies, las cuales son los únicos marsupiales en toda América Continental, como los canguros, que transportan a sus bebes en una bolsita especial en su vientre.

Durante mucho tiempo estos animalitos fueron considerados ratas, portadores de rabia y transmisores de enfermedades, por lo que se les ha maltratado, matado y hasta cazado, incluso, su nombre hoy es utilizado a modo de apodo peyorativo hacia una persona. ¿Cómo fue que el portador del fuego sagrado llegó a esta lamentable situación?

Te puede interesar:

Masacran a grupo de tlacuaches en parque Zamora de Veracruz

Tlacuache aparece en partido de la Liga Femenil Mx

La ignorancia ha sido la semilla de la ingratitud humana, poca gente sabe que los tlacuaches no transmiten rabia y que no la pueden portar porque su temperatura corporal no permite la inoculación del patógeno, y poca gente sabe de los beneficios que este animalito puede generar siendo un controlador de otras especies, como insectos, garrapatas, serpientes venenosas como los coralillos, manteniendo el equilibrio ecológico y evitando la creación de plagas.

Afortunadamente, la situación está cambiando para estos pequeños, y es que la zona conurbada Veracruz, Boca del Río y Alvarado ha creado una línea de protección a estas especies en donde destaca la participación del Patronato del Honorable Cuerpo de Bomberos de Boca del Río quien, en vinculación con Earth Mission, han rescatado, rehabilitado y liberado en zona silvestre a más de 166 Tlacuaches. Estas acciones se han podido realizar en apego a la Ley Federal de Vida Silvestre en vinculación de Profepa, dándole formalidad a esta labor.

Las cosas pintan bien para este pequeño portador del fuego sagrado, ya que la sociedad cada vez es más consciente de la importancia de este animalito y se une a la protección de este; autoridades y cuerpos de rescate cada vez prestan más atención al tema y le dan la importancia al mismo. Veracruz es la casa del Tlacuache y el hogar de Jarochito, el Tlacuache Rojo de Veracruz.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Y también en Instagram: @ElDictamen
Más noticias: AQUÍ.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado