fbpx
jueves, septiembre 24, 2020

Nutrición: El Más Potente Medicamento

Liderando el movimiento

Liderando el movimiento: Cortesía del Dr. Alexander O. Krouham.

Exitoso Campeonato Estatal de Fundamentos de Gimnasia Rítmica

Asociación Veracruzana agradece apoyo del IVD.

Emociones: ¿debilidad o biología?

Emociones: ¿debilidad o biología?. Artículo cortesía del Dr. Alexander O. Krouham.

El fino control entre glucosa y estrés

Glucosa y estrés. Artícula cortesía del Dr. Alexander O. Krouham.

Desmitificando obesidad, resistencia a insulina y diabetes

Artículo cortesía del Dr. Alexander O. Krouham.

Dr. Alexander O. Krouham

Tenemos conocimientos correctos sobre nutrición. Sabemos qué comer y existe amplia disponibilidad de alimentos de buena calidad. Todos los productos que consumimos son sanos y tienen un alto contenido de nutrientes. La información disponible sobre dietas es clara, precisa y resuelve las dudas e inquietudes de quienes la solicitan. El médico está bien capacitado para orientar a sus pacientes en temas de nutrición.

¡Falso! ¡Falso! ¡Falso! Ninguna de esas premisas es correcta. Por el contrario, es increíble la confusión e ignorancia que rodean a una necesidad que satisfacemos varias veces al día (excepto en casos de falta de disponibilidad) desde el momento en que nacemos. Todos comemos, por lo que es inverosímil que la educación médica no contemple esta disciplina.

La nutrición ha cambiado la historia. Gracias a ella los mares del Pacífico del Sur fueron conquistados originando el imperio británico y por su manipulación perversa a manos de la industria del azúcar se ha producido la actual epidemia mundial de obesidad y diabetes. Por lo mismo esperaríamos que existiese mucho mayor consciencia de su relevancia, pero no es así.

Vegetables, Healthy Nutrition, Cooking, Food, Eating

Empatía, estructura y ciencia

Disrupción sin justificaciones

Diversos conceptos erróneos y prácticas alimenticias son responsables de la crisis de salud que enfrentamos. El primero de ellos es asumir que todas las calorías son iguales, lo que a todas luces es absurdo (como ejemplo, basta equiparar el valor nutricional de 100 calorías de almendras versus la misma cantidad de Coca-Cola). El segundo es considerar que el peso corporal representa la simple diferencia entre las calorías que consumimos en los alimentos y las que gastamos por las actividades que realizamos. Hoy sabemos que el proceso reviste mayor complejidad e involucra factores como la insulina, el sistema inmune, el cerebro, el intestino y otros más. El tercero es contemplar a los nutrientes solamente como fuente de energía, sin reconocer su participación en desintoxicación, inmunidad, producción de elementos vitales para el funcionamiento orgánico, etc. Otro es que nuestros genes y mecanismos de eliminación de tóxicos no están preparados para procesar los alimentos genéticamente modificados y expuestos a químicos de los que ahora disponemos. La lista sigue, pero con estos puntos debe quedar claro.

La nutrición no se limita a reducción de peso ni debe manejarse como una moda. Muchas de las dietas populares no tienen fundamento científico y, lejos de ayudar, pueden tener efectos nocivos. Recordemos la individualidad genética y bioquímica que mencioné antes, de ahí que cualquier prescripción de alimentación es cosa seria y debe ser indicada por un profesional experto en Medicina y Nutrición Funcional.

Fruit, Fruits, Fruit Salad, Fresh, Bio, Healthy, Heart

Para la Medicina Funcional los alimentos representan 4 cosas: energía (obtención de la materia prima necesaria para mantener funciones), comunicación (los seres humanos nos vinculamos y socializamos alrededor de la comida), información (activación y regulación de genes) y medicina (recuperación del equilibrio para inducir auto sanación).

Es real que somos lo que comemos, pero el impacto de los nutrientes es más profundo de lo que imaginamos. A nivel molecular la nutrigenética determina a qué tipo de alimentos específicos respondemos, mientras que nutrigenómica se refiere al efecto activador y supresor de genes. Estos elementos, en el contexto de la condición general de la persona, sus antecedentes, otros hábitos de vida y procesos funcionales son valorados integralmente para definir el programa óptimo que requiere. Así, podrán privilegiarse cambios nutricionales para desinflamar el intestino, controlar inmunidad, revertir trastornos metabólicos, eliminar toxinas, mejorar la función neurológica u otras.

En suma, las conocidas palabras de Hipócrates, “qué el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento” engloban la visión de la Medicina Funcional. En el tenedor radica el tratamiento más poderoso, o la influencia más dañina, para nuestra salud.

Para más información del tema visita Vita Plenus

Más noticias AQUÍ.

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado

Liderando el movimiento

Liderando el movimiento: Cortesía del Dr. Alexander O. Krouham.

Exitoso Campeonato Estatal de Fundamentos de Gimnasia Rítmica

Asociación Veracruzana agradece apoyo del IVD.

Emociones: ¿debilidad o biología?

Emociones: ¿debilidad o biología?. Artículo cortesía del Dr. Alexander O. Krouham.