miércoles, junio 16, 2021

Vehículo nuclear exploraría luna de Saturno

Vehículo nuclear exploraría luna de Saturno.

En 2027 despegaría la sonda Dragonfly de la NASA para estudiar Titán, una colosal luna de saturno. Si todo marcha bien, Dragonfly volará por los cielos de la única luna del sistema solar que posee una atmósfera densa. Esta característica es la razón de que se hayan propuesto aviones, globos o planeadores para estudiarlo, además de barcos y submarinos para moverse por los lagos y mares de metano.

Una de las opciones es un vehículo terrestre (Rover) con el diseño del Curiosity marciano, pero con ruedas inflables de 1,5 metros de diámetro.

Te puede interesar:

Científicos se equivocan, no hay fosfina en Venus

Hallan posible explicación a las montañas nevadas de Plutón

Vehículo nuclear exploraría luna de Saturno.

Vehículo nuclear exploraría luna de Saturno.

Las ruedas estarían hechas de PBO (para fenileno benzobisoxazol) y usarían la densa atmósfera de Titán, compuesta principalmente de nitrógeno. Que iría equipadas con una bomba eléctrica de inflado cada una. Esta curiosa configuración le permitiría al rover sortear una gran variedad de terrenos. Pero lo realmente llamativo es que, gracias a la baja gravedad de Titán (una séptima parte de la terrestre), las ruedas inflables permitirían que flotase en los lagos de metano que pudiera encontrar. Además de aislar térmicamente al rover del frío suelo.

Tendría una masa de 376 kg para entrar en un escudo térmico más pequeño como del de las sondas Viking. El escudo térmico con el sistema de descenso y el rover tendría una masa total de 778 kg, a lo que habría que añadir los 677 kg de la etapa de crucero. Debido a su RTG el vehículo produciría 110 vatios de electricidad y sus radiadores se enfriarían con la propia atmósfera densa. La mayor parte del calor desprendido por el RTG se usaría para calentar el rover mediante un sistema de tuberías con amoniaco, aunque algunas zonas necesitarían calefactores de plutonio adicionales (RHU).

Como herramientas llevaría cámaras, un taladro, un microscopio, un espectrómetro Raman y realizaría varios análisis químicos. Sus cuatro ruedas necesitarían veinte vatios para alcanzar una velocidad máxima sería de 150 metros por hora. La comunicación funcionaría gracias a una antena que apuntaría continuamente al Sol (a la distancia de Saturno, la Tierra siempre está cerca del Sol en el cielo de Titán).

Originalmente la misión estaba planeada para que despegase en 2015 y tardaría 7,6 años en llegar a Saturno, tras un sobrevuelo de Júpiter. Pero hubo cambio de planes.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Y también en Instagram: @ElDictamen
Más noticias AQUÍ.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado