fbpx
martes, abril 13, 2021

Es la primera vez que el ártico no se congela en octubre

Es la primera vez que el ártico no se congela en octubre.

Año con año, el porcentaje de hielo congelado durante el invierno es cada vez menor. Lo que se acrecentó recientemente, pues es la primera vez en la historia que el hielo marino de esta región no volvió a congelarse durante el mes de octubre de 2020. El Mar de Laptev en Siberia, que a finales de octubre suele alcanzar una extensión de millones de kilómetros de hielo sigue

El congelamiento tardío es el inicio de un círculo vicioso con graves estragos para el Ártico: si el mar comienza a congelarse hasta el invierno, entonces tendrá menos tiempo para esperase antes de que llegue el próximo verano y las temperaturas aumenten drásticamente, provocando que el año siguiente el efecto se multiplique, dando como resultado capas delgadas de hielo que se fracturan fácilmente.

Te puede interesar:

Los océanos son tan ácidos, que disuelven caparazones

Hallan posible explicación a las montañas nevadas de Plutón

Es la primera vez que el ártico no se congela en octubre.

Es la primera vez que el ártico no se congela en octubre.

Por si fuera poco, el hielo que se forma de manera temprana en el Mar de Laptev conduce nutrientes esenciales. Que alimenta al plancton de la región antes de alcanzar el estrecho de Fram en la costa de Groenlandia y derretirse en la primavera. De modo que sin hielo, los nutrientes no son suficientes para el plancton y éste reduce su capacidad para absorber el dióxido de carbono de la atmósfera.

Las observaciones vía satélite muestran que el hielo del Ártico ha disminuido un 13 % cada década desde 1980. Si la emisión de gases de efecto invernadero mantiene el ritmo actual,  combinado con las olas de calor cada vez más comunes en el Ártico. Esto derivaría en el primer invierno sin hielo en la región en 2030.

Al deshielo del Ártico se suma otra amenaza: el derretimiento del permafrost, el suelo permanente congelado que acumula enormes cantidades de metano en su interior, ha comenzado. Se trata de un gas treinta veces más potente que el dióxido de carbono, con el potencial para triplicar la emisión de gases invernadero a la atmósfera.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Y también en Instagram: @ElDictamen
Más noticias AQUÍ.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado