miércoles, febrero 8, 2023
InicioSocialesCinéfilosRocketman - Crítica

Rocketman – Crítica

ROCKETMAN: ⭐️⭐️⭐️⭐️
Crítica por: Mario E. Durán

Mario E. Durán es fan del cine desde antes de nacer, no hay estreno que se pierda. Puedes seguir más de su trabajo, noticias y reseñas en CinéfilosMD

 

 

 

 

 

 

Él era enamoradizo, cometió con el paso del tiempo una gran cantidad de errores que no solamente eran producto de ser uno de los artistas más famosos de su generación, sino por la falta de amor de parte de sus padres, esa necesidad que tenía de recibir un abrazo que jamás llegó, salvo por el apoyo de su abuela, aquella que resultó ser su motor y de alguna forma la que creyó en él, mientras que sus padres fueron la decepción y sus romances la perdición, experimentando con drogas y alcohol a un grado total de perdición del que no podía salir, con situaciones ajenas a su realidad, su homosexualidad, de la que su propia madre le aseguraba que debido a su condición estaría solo el resto de su vida, por la que su padre sentía indiferencia y solamente tenía amor por su nueva familia, aquella que le permitió sentir amor por la persona incorrecta, por quien simplemente perdió el rumbo.
Por aquella época ser gay no era bien visto, era señalado y criticado, pero ahí estaba él, desafiando la naturaleza para hacerse notar, para realizar cada una de las cosas que tenía en mente sin sentir miedo, solo que en su andar el perdón tarde o temprano tendría que llegar a su vida para comenzar a sentir plenitud.

Aladdín – Crítica

John Wick 3: Parabellum – Crítica

Bajo la línea de enormes batallas personales, es como Reginald Kenneth Dwight, mejor conocido como Elton John, se da a conocer en su biopic dirigida por Dexter Fletcher, “Rocketman”, la cual narra la historia personal de los años que hicieron famoso al artista, siguiendo la metamorfosis que transformó al tímido prodigio del piano en la superestrella internacional; ambientada con las canciones más emblemáticas, caminamos al lado de un niño de un pueblo pequeño, que al ser joven comenzó a prestar atención a lo que su corazón dictaba, hasta seguir ese andar con el fin de convierte en una de las figuras más icónicas de la cultura pop.

Una explosión musical es la que tenemos desde los primeros minutos de esta cinta, en donde cada uno de los momentos coreográficos fueron cuidados con detenimiento por parte de la producción, en la cual no pudieron faltar aquellos atuendos extravagantes e icónicos que el artista portó desde sus primeras presentaciones pequeñas, hasta aquellas de grandes espacios en donde su enorme cantidad de fans estaba presente; él con sus lentes característicos (de los cuales tiene una enorme cantidad) y de esos zapatos que eran únicos y especiales, todo esto siendo portado por el actor Taron Egerton, quien además de realizar una buena interpretación (en especial aquellas secuencias desgarradoras), es quien canta las canciones que aquí escuchamos, lo cual le da un valor especial, saliendo bien librado; además con él vienen Jamie Bell en el papel del letrista habitual de Elton y compañero de composición Bernie Taupin (con el que actualmente continúa una bonita amistad, de la cual aseguran que jamás han tenido algún pleito); Richard Madden en el papel de primer manager de Elton, John Reid, la persona que fractura los sentimientos del artista; Steven Mackintosh y Bryce Dallas Howard (con kilos de más) como el padre y madre de Elton, aquellos que prácticamente son los responsables de toda la descomposición, motivo que hace a la cinta una historia profunda, que deja al descubierto las creaciones de algunas de las canciones y los sentimientos encontrados ante la desesperación por sentirse querido, amado y respetado; la película propuesta como una mirada sin censura de la vida del cantante es un drama que ciertamente se queda a medias, no llega a tener la emoción que sentimos al ver “Bohemian Rhapsody”, pero aquí es cuestión de gusto personal por los artistas y eso no demerita las actuaciones y el sentimiento, en especial el logrado en la sesión donde el artista poco a poco se va confesando, hasta experimentar ese faltante necesario en su vida.

Como una especie de homenaje para el artista, que actualmente se encuentra retirado, disfrutando de su familia (su esposo e hijos), además de estar sobrio desde hace varios años, siempre tendrá como reconocimiento su energía, la pasión arriba del escenario y el ser un sobreviviente, lo cual lo hace destacar de la gran cantidad de finales trágicos que han tenido la mayoría de los artista que durante su fama dejan de existir.

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

Ultimas noticias