fbpx
Síguenos en:

Trending

CINÉFILOS

‘El regreso de Mary Poppins’. Reseñas de lo más nuevo del cine escritas por un verdadero cinéfilo.

Publicado

en

EL REGRESO DE MARY POPPINS

Londres, años 30, durante la era de la gran depresión. Los hermanos Michael (Ben Whishaw) y Jane Banks (Emily Mortimer), a quienes conocimos como niños en Mary Poppins (1964), han crecido y ahora viven juntos con los tres hijos de Michael y su sirvienta Ellen (una encantadora Julie Walters) en Cherry Tree Lane. Después de que el joven sufra una dramática pérdida personal, la mágica niñera Mary Poppins (Emily Blunt) volverá a entrar en las vidas de la familia Banks, junto al optimista farolero Jack (Lin-Manuel Miranda), esto con el propósito de ayudar a que la familia vuelva a descubrir la alegría y la fantasía que falta en sus vidas, motivo por el que Poppins utilizará sus habilidades mágicas únicas para llevarles a un nuevo mundo colorido lleno de personajes peculiares como su excéntrica prima Topsy (Meryl Streep).

Mucho se ha dicho que la creadora de este personaje, Pamela Lyndon Travers, murió molesta por el resultado final de aquella cinta que Walt Disney presentó al cambiarle la esencia original (era un enorme musical), pero como bien sabemos hoy en día es considerado un clásico protagonizado por la legendaria Julie Andrews; es por eso que llenar los zapatos de un nuevo trabajo era muy difícil, y contra viento y marea, una segunda parte llega bajo la dirección de Rob Marshall, quien ya es sinónimo de calidad por sus buenos logros en musicales como “Into the Woods” y “Chicago”, mostrando su experiencia en cada momento dentro de “El regreso de Mary Poppins”, película bañada de una entera nostalgia en el que nos da a una brillante Emily Blunt, la cual además de lucir espectaculares vestuarios, posee una mágica mirada con la que transmite alegría y esperanza al tiempo en que llega para poner en orden todo lo que se encuentra descompuesto por las mismas injusticias del ser humano: hombres que tienen el poder y aun así desean más, claro todo esto por medio de piezas musicales que a más de uno provoca ganas de pararse a bailar en plena sala de cine.

Locaciones impresionantes, ambientación de primera calidad, coreografías muy bien logradas, personajes demasiado inspiracionales y momentos de animación que brillan por lo acartonados que nos recuerdan al ayer, es lo que hacen de este regreso un éxito, porque además de sentir emoción de ver varias generaciones en la sala de cine disfrutar la película (donde la lagrimita está garantizada), es la fuerte dosis de moraleja y aprendizaje lo que nos hacen ver que aun cuando podamos estar pasando un mal momento familiar, laboral o emocional, es este tipo de cintas y la fuerza de la unión (que para suerte tuvo su estreno en Navidad) lo que nos invita a ver que el reto que un día se planeó (hacer una continuación) fue una de las mejores decisiones, trayendo consigo un cameo muy especial por parte de Dick Van Dyke, quien desde que se enteró que Disney planeaba una continuación pidió estar en ella y a sus 93 años luce lleno de esplendor.

Flotemos, brinquemos, bailemos y disfrutemos cada segundo de existencia, porque está de regreso la heroína en paraguas que sencillamente le trae felicidad a nuestras vidas.