fbpx
Síguenos en:

Bienestar y Balance

Los sustitutos de azúcar más saludables

Publicado

en

El azúcar es una de las principales causas de obesidaddiabetes, según la OMS su consumo no debería superar el 10 por ciento de ingesta calórica total por sus efectos nocivos derivados de un consumo abusivo.

Restringir su consumo y eliminarlo de la dieta por completo sería la solución perfecta para prevenir todos estos problemas, pero no es tan fácil. Por ello, existen alternativas saludables al azúcar que hoy te vamos a compartir para que consumas con moderación.

¿Por qué la sandía “cae pasada” de noche?

Licuado de avena, canela y piña para fortalecer las rodillas

Fruta Fresca

La manera más sencilla de endulzar los platos de manera saludable es usando fruta fresca madura o deshidratada (manzanas, plátanos, higos, peras…)  o verduras dulces como la calabaza, la zanahoria o la remolacha.

Se pueden emplear para hacer la masa de los bizcochos, salsas o siropes, tanto sola como mezclada con leche o bebida vegetal, y en ensaladas o guisos.  Otra opción para endulzar serían los frutos secos (almendras, avellanas, pistachos, nueces o castañas) o ciertas especias como la canela o la vainilla.

Miel

La miel es, en general, un buen sustitutivo del azúcar blanco. Está constituida fundamentalmente por fructosa, azúcar natural de la fruta, y además es rica en minerales y vitaminas del grupo B.

Sin embargo debe ser consumida con moderación y debe ser evitada por los pacientes diabéticos ya que al ser un azúcar simple su absorción es muy rápida y los personas en tratamiento de pérdida de peso.

Panela

La panela es otro edulcorante que en los últimos años ha cobrado fama. Este producto se prepara a partir del jarabe de la caña de azúcar. Se pone a remojo, se hierve y moldea y se seca, antes de purificarlo para convertirlo en azúcar moreno. Además, no se somete a ningún proceso químico ni de refinamiento.

A diferencia del azúcar posee glucosa, fructosa, proteínas, minerales (calcio, hierro y fósforo) y vitaminas A, C, D, E, por ello, se considera mejor opción que el azúcar. Además, aporta menos calorías que el azúcar refinado.

Entre sus beneficios,  fortalece el sistema inmune y el sistema óseo, ayuda a regular el ritmo cardíaco y y la transmisión del impulso nervioso y muscular.

Es importante recordar que todo debe ser consumido con medida, además de consultar a tu médico sobre los efectos que pueden tener los alimentos en tu cuerpo.

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

Con información de Newsweek.