Mejor conocido por su matrimonio con la Reina Isabel y ser el padre del Príncipe Carlos, Felipe de Edimburgo tiene una historia que va más allá de la familia real.

Nacido el 10 de junio de 1921, hijo del príncipe Andrés de Grecia y Dinamarca y de la princesa Alicia de Battenberg, el príncipe Felipe se considera uno de los miembros de la realeza más longevos.

A lo largo de sus 99 años ha sido blanco de cientos de rumores. A solo unos meses de su cumpleaños número 100, te compartimos 5 datos curiosos del esposo de la Reina Isabel II que no conocías.

5

Una infancia turbulenta

Tras el arresto de su padre, Andrés de Grecia y Dinamarca, durante una rebelión política, la familia real de Felipe huyó de su casa cuando él tenía sólo 18 meses.

Años más tarde, a la edad de 9 años, Felipe tuvo que decirle adiós a su madre luego de que ella fuera internada en una institución mental en Suiza por su esquizofrenia. Su padre decidió abandonarlo para irse con una amante, por lo que fue enviado a un internado en Inglaterra.

4

Es un amante de la pintura y escritura

No es sorpresa que la familia real tenga un acercamiento profundo a las artes; sin embargo, el príncipe Felipe disfruta pintar y escribir durante su tiempo libre más que cualquier otro miembro de la familia.

De acuerdo al portavoz real, está particularmente interesado en pintar paisajes con óleos, esto luego de conocer al famoso artista inglés, Edward Seago. Además, ha escrito libros sobre pájaros, el medio ambiente y la conducción de carruajes.

3

Come de todo, menos…

Según los reportes de varios cocineros reales, Felipe de Edimburgo y la Reina Isabel disfrutan de la comida simple, pero hay una cosa en específico que no soportan, las ostras.

Asimismo, durante una entrevista con la revista Hello!, Darren McGrady, ex cocinero de la familia real, reveló que el príncipe Felipe era el entusiasta. Siempre quería probar nuevos platillos todo el tiempo y se emocionaba con los nuevos ingredientes”, señaló.

2

Ambientalista de corazón

El Duque de Edimburgo está comprometido a cuidar del planeta, así lo dio a conocer durante una entrevista con la BBC.

De acuerdo con el sitio web oficial del esposo de la Reina Isabel, el Príncipe Felipe comenzó a viajar en autos eléctricos en la década de 1960 porque le preocupaba la contaminación por los gases de escape.

“Todas estas otras criaturas tienen el mismo derecho a existir aquí. No tenemos derechos anteriores sobre la tierra que cualquier otra persona y si están aquí, les daremos la oportunidad de sobrevivir”, señala.

Te puede interesar:

Hospitalizan de emergencia al Duque Felipe de Edimburgo

Emma Stone sorprende en el tráiler de “Cruella”

1

Él y la Reina Isabel II son primos lejanos

Aunque parezca descabellado que contrajeran matrimonio, la pareja tiene un parentesco muy lejano.

Este hecho se confirmó debido a que tanto la Reina Isabel II, como el duque de Edimburgo, son tataranietos de la reina Victoria. El Príncipe es el tataranieto más antiguo de la reina Victoria, mientras que la Reina es descendiente directa del hijo mayor de Victoria (el Rey Eduardo VII).

Síguenos en Twitter @ElDictamen.

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Y también en Instagram: @ElDictamen

Más noticias: AQUÍ.