fbpx
Síguenos en:
.

Deportes

Por lo pronto

La opinión de Ángel Palma en El Dictamen.

Publicado

en

Se han gastado muchas líneas respecto a la desafiliación de Club Tiburones, y en general enfocadas a los aspectos negativos que derivaron en su desaparición de la Liga MX; ese es el camino que han tomado muchos líderes de opinión, esa es la línea de comunicación que genera gran cantidad de clics en redes sociales y de ello también es culpable la audiencia, pero dicho círculo vicioso es otra historia que ya abordaremos en otra oportunidad. Lejos de tomar la misma vía de resaltar lo negativo de la gestión de Veracruz, no hay que olvidar que el puerto jarocho es una plaza histórica del fútbol mexicano y a toda la industria nos vendrá muy bien que regresen al máximo circuito fortalecidos en todos los aspectos; esa afición calurosa merece ver un plantel protagonista, como aquel de Cuauhtémoc Blanco, Kléber Boas, Braulio Luna, “Chaco” Giménez, Pablo Quatrocchi y compañía, todos al mando de Wilson Graniolatti.

Del recientemente desaparecido Veracruz también hay aspectos a rescatar, sobre todo al tomar en cuenta que en una racha negativa de esa magnitud, se hace cada vez más complejo luchar contra las malas jugadas del aspecto mental, tanto individual como grupal.

Quedará para la historia del fútbol mundial aquel día en que el plantel de Veracruz protestó en la cancha en lo que terminó por una percepción general de deslealtad desde el poderoso rival, Tigres de la UANL.

Ese día fue luz y sombra en todos los aspectos; las circunstancias de unos y otros eran radicalmente opuestas y el poderoso decidió no ser solidario; desde el romanticismo se podía aplastar mediáticamente la actitud del rival pero al final del día y desde la frialdad, ¿por qué habrían de apoyar una protesta cuando su club cumple puntualmente con sus obligaciones contractuales?

Volviendo al tema de la presión mental y las dificultades que conlleva para los atletas de alto rendimiento, también quedará en la memoria de prensa y afición el pasado 29 de octubre cuando los Tiburones Rojos rompieron la racha negativa de 41 partidos de liga sin ganar.

Aquel partido Colin Kazim-Richards hizo el gol del triunfo y las catárticas lágrimas del joven Sebastián Jurado emocionaron a propios y a extraños.

De Kazim-Richards, hay que decir que seguramente le irá bien con Pachuca y Tuzos sabrá aprovechar las oportunidades mediáticas que ofrece un jugador con la trayectoria internacional de Colin.

A Sebastián Jurado seguramente, por lo pronto y mientras regresan los Tiburones, la afición jarocha le deseará mucho éxito en el gran reto que tendrá con Cruz Azul. Las circunstancias de la institución no son las ideales, pero sí las oportunidades de crecimiento y aprendizaje pues no todos los días se da la oportunidad de aprender como portero de referentes como José de Jesús Corona, “el Conejo” Pérez y Siboldi. Posiblemente volvamos a ver las lágrimas de Jurado rompiendo otra racha, la de años sin títulos de liga con Cruz Azul. Ojalá así sea y, por lo pronto, mucho éxito Sebastián.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ